Cultura LIJ Marzo 2014 – Digital

Ya podés leer y compartir Cultura LIJ de Marzo 2016 en su edición digital.

Anuncios

Descargá CulturaLIJ-D24 o leela on line… pero no te la pierdas.

Ya llegó Cultura LIJ en su edición digital de Marzo 2016.

¿Querés echarle una ojeada?

Sumario

  • Editorial
    El hombre como lobo del niño 
    Por Laura Demidovich y Valeria Sorín
  • Escenas lectoras
    Un pacto en Rosario
    Por Daniela Azulay
  • Librerías
    Librería íntima a puertas abiertas
    Por Leonardo Cook
  • Agenda
  • LatinLab
    Wadada
  • Políticas
    Política pública basada en evidencia
    Por Daniela Allerbon
  • Alija
    Especial Premio Andersen
    Por Lola Rubio
  • 200 infancias
    Escuelitas para recordar
  • Reportaje a Claudia Rueda
    Elogio del accidente
    Por Valeria Sorín
  • Espacio editorial 
    Póster de Penguin Random House

Andrea Ferrari

Diálogo atrapante con Andrea Ferrari, una de las escritoras sobresalientes de la LIJ.

Por Diego Javier Rojas

Diálogo atrapante con Andrea Ferrari, una de las escritoras sobresalientes de la LIJ.

Nos encontramos en el bar de una librería donde el aroma del café y las bibliotecas repletas nos introducen en una charla acerca de sus lecturas y sus inicios en la escritura.

¿Qué lecturas la acompañaron durante su infancia?

Tuve muchas etapas lectoras diferentes en mi infancia. Me acuerdo de algunos libros en particular, porque los leí muchas veces. Los de la colección Robin Hood, por ejemplo, Azabache, Mujercitas. O Papaíto piernas largas. Y todos los de María Elena Walsh. Luego tuve una época en que devoraba colecciones de aventuras, de autores como Enid Blyton. Y en la adolescencia me apasionó el policial, especialmente Agatha Christie.

Como gran lectora, seguro tiene esa lectura inconfesable por así llamarla, esa que uno dice no pude haber leído esto.
Supongo que hubo más de una así. La que recuerdo ahora es El diario de Bridget Jones, que me prestó una amiga. No es una lectura de gran calidad, pero debo decir que lo terminé.

¿Qué recuerda sobre su primer cuento o poesía?

Creo que el primer cuento lo escribí a los nueve años en el colegio. No recuerdo el título, pero sé que los protagonistas eran ratones. Y que, para mis parámetros en ese momento, era larguísimo: unas dos carillas. Me valió una felicitación de la maestra y puntos para mi equipo. En verdad no me acuerdo de qué se trataba eso del equipo, pero sé que por un día me hizo muy popular.

¿Cuándo dijo quiero ser escritora?

Creo que nunca dije quiero ser escritora. Simplemente sucedió. Yo era periodista y pensaba seguir siéndolo. La ficción era un hobby, hasta que un día dejó de serlo. No lo planifiqué

¿Y del periodismo a escribir para chicos?

Empecé escribiendo para mi hija cuando era muy chica. En principio era un juego: ella era el personaje central de las historias y eso le encantaba. Después descubrí que a mí también me encantaba escribir esos cuentos y me decidí a avanzar.

Un avance que habrá llegado con la primera publicación ¿Recuerda cual fue ese primer libro?

Sí, mi primer libro fue Las ideas de Lía. Salió en Colihue, en el año 2001.

Por el sendero de los libros

A esta altura el café fue desapareciendo de nuestras tazas, pero los libros seguían presentes. Momento de pedir otra ronda de café y continuar dialogando.

Actualmente tiene publicados más de quince libros ¿Cuál es su favorito?
En general me siento más cerca de mis últimos libros, supongo que porque tienen más que ver con mi búsqueda actual. Ahora podría mencionar Los chimpancés miran a los ojos, Zoom o La velocidad de la música. Y El camino de Sherlock tiene un significado especial para mí porque me acercó a muchos lectores que se comunican espontáneamente y ese contacto me resulta muy rico.

¿Qué prioriza de ese contacto con los chicos lectores?

Los momentos distintos. Después de visitar muchas escuelas, todos los encuentros y las preguntas se parecen. Hasta que, muy de vez en cuando, alguien sale con algo totalmente diferente: eso me gusta. También me gustan las inquietudes de los chicos que escriben.

Si usted no hubiera sido escritora, periodista ¿Qué otra profesión tendría?

Pienso que habría sido algo vinculado a la palabra escrita, siempre anduve por ahí. Estudié para ser traductora, pero ejercí poco esa profesión porque pasé enseguida al periodismo gráfico.

¿Cómo imagina escribir sagas como las de Sherlock o Sol de noche?

Fueron dos casos muy diferentes. A la saga de Sherlock no la planifiqué. Escribí primero El camino de Sherlock y unos tres años después pensé que me gustaría hacer una secuela cambiando el punto de vista, ahí surgió No es fácil ser Watson. Y finalmente me propuse el tercer libro, No me digas Bond, para cerrar la historia. En cambio Sol de noche fue pensada de entrada como una serie, con elementos de continuidad entre cada libro y enigmas que recién se resolverán al final.

La magia hizo que el tiempo se detuviera para hablar sobre libros, lecturas y temas afines. Revisando los estantes del local me vuelvo a preguntarle:

¿Podrías mencionarme algunos libros que no debieran faltar en la biblioteca de un chico?

Me cuesta hablar de infaltables porque creo que las búsquedas son muy personales y no hay que condicionarlas. Prefiero no decirle a un chico hay que leer tal y tal libro, eso tiende a espantar al que por algún motivo no se siente atraído por esos títulos. Creo que si tuviera que elegir hoy libros para regalar a un niño lector que conozco poco, pensaría en algo de Walsh, algo de Montes, seguramente algún Dahl, quizás algo de Nöstlinger. Pero sobre todo trataría de ver para dónde va ese lector.

En este caso la escritora se retira, el lector va a recorrer los estantes del sector infantil buscando Las ideas de Lía porque al mejor lector siempre le quedan lecturas en espera.

Historias de aquí y de allá

En este recorrido cada estación evoca un lugar. Como en un itinerario de viaje singular, pasearemos por sitios de ficción en el que se recrean historias de ayer, hoy y siempre.

Por Mónica Rodríguez

En este recorrido cada estación evoca un lugar. Como en un itinerario de viaje singular, pasearemos por sitios de ficción en el que se recrean historias de ayer, hoy y siempre.

El tema de hoy son los escenarios en los que suceden las distintas historias que nos convocan. Los autores dan vida a los personajes y allí ellos desarrollan sus vidas.

Una loma del diablo

En La loma del hombre flaco, de Laura Devetach, la historia es de amor y de endiablados. María María María, la profesora de costura de un pueblo sin tiempo, cautiva a dos hombres. Uno es Luigi, el italiano que la renombra y la alegra con su cortejo florido. La relación idílica de la pareja inicia una bola de nieve de chismes y habladurías. Aparece entonces el otro hombre, el flaco. Con intenciones codiciosas logra borrar a Luigi de la escena. Pero, después de un sinfín de aventuras con el endiablado flaco, el amor triunfa y son todos felices. El cuento transita varios lugares y los lectores acompañan ese trajinar para acercarse al final feliz. Casi como en la vida. Dos perlitas dos: la riqueza literaria de la escena de la descompostura del flaco y la evocación intertextual de Juan Gelman: se citan sus poemas de Sidney West y su descripción de los demonios.

Un escenario milanés

De Cuentos para jugar, el clásico de Gianni Rodari, elegimos Cuando en Milán llovieron sombreros. Como lo indica el título del cuento, un día casi normal se transforma en extraordinario por el misterioso acontecimiento de la lluvia de sombreros. Como es habitual en este libro, Rodari presenta tres finales para que el lector decida. Él no elige ninguno y se queda con la alegría y la esperanza de que algo bueno cayó del cielo. Esto sucedió en Milán, ¿habrá sido en las tierras de Luigi, del cuento anterior?

El camino de los planos

En una propuesta bien distinta, paseamos por Los planos de mi ciudad, de Alexiev Gandman. Este libro álbum invita a recorrer una ciudad “rara”, en palabras del autor. Recorre, desde su mundo habitación, un mundo mágico. La ciudad casi como una maquinaria con guiños a las cosas cotidianas bien concretas y símbolos abstractos que evocan sentimientos en cada lector. Una ciudad para perderse y encontrarse, siguiendo la rosa de los vientos que otorga la gráfica o siguiendo la rosa de los sueños de cada lector. Precioso libro para abordar desde todo los sentidos. Y los sinsentidos.

De selvas y tortugas

Pasamos ahora por los montes y las selvas que sirven de escenario a Los cuentos de la selva, de Horacio Quiroga. Evocamos la trama de La tortuga gigante. Narra la historia de un hombre que se muda al monte lejano buscando recuperar la salud. Si bien lo logra, la enfermedad regresa. La tortuga gigante carga al hombre sobre su lomo y lo lleva nuevamente a Buenos Aires. Allí encuentran la cura y una casa para cada uno. ¿Y si imaginamos que en su viaje por la selva la tortuga se cruzó con el protagonista de la próxima estación?

De selvas y elefantes

Otro de los autores que otorgan en sus obras una importancia particular a los lugares es Gustavo Roldán. Elegimos La noche el elefante. El circo internacional había llegado a Saénz Peña, en el Chaco. El aire del lugar evocó en el elefante la nostalgia por su terruño: la selva. Esta era otra selva, pero selva al fin. Se acordó de todo lo lindo: los árboles, los pájaros, el agua, el pasto… y se acordó del miedo. El miedo a los cazadores, que se le pasó al vivir en el circo. A medida que lo amaestraban fue perdiendo el instinto. Pero con el aire chaqueño comenzó a encontrarlo. Convenció a la elefanta y juntos huyeron. Recuperaron a los pájaros, a los árboles, a la lluvia. Entraron en el monte chaqueño desde donde nunca regresaron. Esta historia también puede consultarse en el archivo digital “Escuelas del Bicentenario”.

De este último libro tomamos una cita de Gustavo Roldán:

En un mundo donde se derrumban los valores, todavía -creo, quiero creer-, todavía quedan los libros como un baluarte de la dignidad. Un libro es una llave, es una puerta que puede abrirse, es una habitación donde se encuentra lo que no se debe saber, es un ámbito de conocimiento de la verdad y de lo prohibido, que deja marcas que después no se pueden borrar.

Corpus

Devetach, Laura. La loma del hombre flaco. Buenos Aires, Sudamericana 1996.
Gandman, Alexiev. Los planos de mi ciudad. Buenos Aires, Del Eclipse, 2005.
Quiroga, Horacio. Cuentos de la selva. Buenos Aires, Losada, 1974.
Rodari, Gianni. Cuentos para jugar. Buenos Aires, Alfaguara, 1990.
Roldán, Gustavo. La noche del elefante. Buenos Aires, Página 12, 1997.

Cultura LIJ Digital 14 – Bajala acá

CulturaLIJ-D14 TAPABajate
CulturaLIJ-D14 

(Octubre 2014)

Y disfrutá de:

  • Editorial: A la diversidad cultural, ¡respeto!
    Por Laura Demidovich y Valeria Sorín
    Leer editorial on line acá.
  • Con lupa: Leer y convivir
    Por Daniela Azulay
    Reseña del libro La literatura como espacio de comunicación y convivencia
    Por Beatriz H. Robledo
  • Primeros brotes: El secreto de los sueños
    Por Coni Salgado
    Le damos la bienvenida a la LIJ a la ilustradora Carolina Pratto
  • 1 a 1: Autores y lectores: una cartografía abierta
    Por Daniela Azulay
    Una nueva jornada del CEDILIJ ofrece caminos para seguir pensando la LIJ.
  • Desde el aula: 1420, modelos de infancia
    Por Valeria Sorín
    A poco de cumplirse 130 años de la sanción de la Ley 1420 de Educación Común, nos propusimos pensar su modelo de infancia.
  • Narradores: Con palabra propia
    Por Maryta Berenger
    Conozcamos a la bahiense Maryta Berenger, quien narra y enseña a narrar con la misma pasión.
  • De fondo: Unaluna llena
    Por Diego Javier Rojas
  • Biografía Lectora: Las revistas como puerta
    Por María Pía López
    Una experiencia que prueba una vez más que todos son caminos válidos para la formación del lector cuando el ansia está presente.
  • Novedades

  • Espacio editorial: Ojoreja y Pehuen

  • Agenda

La tapa de este número la hizo Daniel Roldán, aplausos para él.

A la diversidad cultural, ¡respeto!

editorial CL D baja

 

Por Laura Demidovich
y Valeria Sorín

 

 

Octubre ha sido siempre un tiempo de negociación ideológica.

Ya quedó atrás la designación de Día de la Raza, que llevaba a pensar a los países Latinoamericanos desde una identidad adeudada de España. Y sin embargo… aun buscamos en el diccionario digital de la Real Academia Española los términos para determinar si una palabra de uso corriente en nuestros países está bien usada. Aun quedan quienes sostienen, como en nuestra infancia, que el voseo está mal empleado, que lo puro es el tuteo.

Habrá que reconocer que la lengua oficial en casi todo el territorio que se extiende desde México hasta la Antártida es el castellano, lengua importada por los europeos que en el siglo XV llegaron a las costas americanas. Y quienes portaban esa lengua, voseaban. Como registro familiar, usaban una derivación del vosotros, el vos, nuestro vos, que en la zona del Río de la Plata quedó anclada.

Octubre, puede ser un tiempo de reordenamiento.

Todavía hay quienes designan el evento que da origen a tanta disputa como Descubrimiento de América, desde una mirada eurocentrista que niega una historia posible de contar desde otras geografías (Oceanía, Asia, América misma), ni que decir desde otras culturas.

“Che, che, che…”, un niño interrumpe.

“Che, che, che…”, y cita sin saberlo miles de años de lenguas, culturas, gentes, amores, odios, dominio, libertad, conflicto.

Porque no hay descubrimiento, ni hay raza, como no hay homogeneidad, como no hay una armónica Arcadia, ni en Europa, ni en América. Baste recordar que el pueblo quechua dominó por ochocientos años al pueblo aimara. Que otro tanto ocurrió en Centro América y el Caribe, porque la lucha por el poder también ha sido característica de todas las gentes alrededor del globo.

“Che, vos, sí, vos…”, llama el niño al alumno nuevo.

Octubre puede abrir la posibilidad de hablar de integración, pero sin limar las diferencias. Lo que plantea un escenario mucho más difícil. Pero suficiente reto para ustedes, querido lectores, que andan yendo a buscar uno a uno a cada niño, a cada adulto, a cada vecino.

No es la primera vez que enfrentamos escenarios de diversidad. Al principio del siglo XX, América toda, aunque con cierta insistencia Argentina, vio llegar a sus ciudades nuevos habitantes, con otras lenguas, con otras comidas, con otros años nuevos. Entre la migración interna producida por una incipiente industrialización y la emigración/expulsión generada por las guerras, la segregación y los genocidios; la solución a la multiplicidad que se propuso radicó en homogeneizar valores patrios, una lengua, un origen. Y eso se cristalizó en la escuela de mil y una formas: ritos, saludos, cantos, burlas.

“Che, vos, sí, vos… ¿queras jugar? Nos falta uno.”

Por eso levantamos el respeto por la diversidad ante todo. Porque como dice el niño aquí citado, tal vez no sabíamos, hasta que apareció el otro, cuánta falta nos hacía su presencia para armar el equipo y salir a jugar.

 

 

Ya salió Cultura LIJ 28

CulturaLIJ-28 TAPACultura LIJ 28 ya está en la calle.

No te pierdas esta nueva edición, o te vas a arrepentir.

 

NOTAS ESPECIALES

  • Contexto: Tonio, le petit Gradulón
    Por Andrés Sóbico
    Este año se cumplen 70 años de la muerte de Tonio, como llamaba su amante argentina a Antoine de Saint-Exupéry. Un buen motivo para repensar literatura y tecnología.
  • Desde el aula: 1420, modelos de infancia
    Por Valeria Sorín
    Una oportunidad para pensar el modelo de infancia que propone la ley 1420, a ciento treinta años de su sanción.

 

ILUSTRADORES EN Cultura LIJ

  • Reportaje a Emilio Urberuaga, por Valeria Sorín
    Interesante perfil del ilustrador de El discurso del oso, quien siente a los niños como colegas.
  • La voz del ilustrador: Daniel Roldán, en primera persona nos cuenta del trabajo en la cátedra de ilustración de la carrera de Diseño Gráfico (UBA).
  • Primeros brotes: Coni Salgado le da la bienvenida a una ilustradora talentosa: Carolina Pratto.

Cultura LIJ incorpora todas las voces de los mediadores que tanto trabajan por al lectura en nuestro país:

  • César Da Col habla de Banda Dibujada.(En viñetas)
  • Laura Giussiani nos cuenta la participación conjunta y coordinada de CEDILIJ y ALIJA en el Salón del Libros Infantil de San Pablo. (Columna ALIJA)
  • El paso enorme de la Bibioteca Madre Teresa de Calcuta, que nuevamente entregarán este año los premios Hormiguita Viajera a los impuslores de la LIJ. (Biblioteca Protagonista)
  • La jornada del CEDILIJ desde dentro, comentado por Daniela Azulay. (1 a 1)
  • Y las implicancias de la transformación de la Secretaría en Ministerio de Cultura. (por Daniela Allerbon, Políticas)

Voces especiales

  • Biografía lectora de María Pía López, directora del Museo de la Lengua.
  • Narradores: la voz de Marita Berenguer, ganadora del Pregonero en Narración.

Y como siempre:

  • De fondo, por Diego Javier Rojas. En esta ocasión la editorial reseñada es Unaluna.
  • Al rescate, por Mónica Rodríguez. Y un recorrido lector por libros y abrazos.
  • Con lupa, por Daniela Azulay. Reseña de un libro teórico: La litertaura como espacio de comunicación y convivencia, de Beatriz H. Robledo, publicado por Lugar Editorial.
  • Novedades, Agenda y mucho más.

Lee ahora el editorial Con la palabra no basta, por Laura Demidovich y Valeria Sorín (directoras Cultura LIJ).

Echale una miradita a Cultura LIJ digital de septiembre acà.

Cultura LIJ Digital #11 Julio 2014

Bajá acá CulturaLIJ Digital #11

TapaCLdig11Ya salió Cultura LIJ edición digital de Julio. Entre sus páginas podrás leer

En Viñetas: El traje nuevo del emperador
Por Luciano Saracino
Un repaso por las diferentes formas de adaptación de una historia a novela gráfica.

  • Contexto: La juventud eterna de Mafalda
    Por Verónica Cantelmo
    Aun tras soplar 50 velitas, Mafalda continua vigente.
  • La voz del Ilustrador: Los días
    Por Cecilia Alfonso Esteves
    Diario de la creación de un libro ilustrado.
  • Pakapaka: Una vuelta por el universo
    Por Gabriela Rodríguez
    Esta vez Pakapaka nos invita a introducirnos en la producción y las decisiones de realización de la serie Una vuelta por el universo.
  • Biblioteca Protagonista: Los booktubers
    Un fenómeno mundial: adolescentes lectores que se vuelven líderes de opinión en la red YouTube.
  • Políticas: La LIJ argentina en la Biblioteca Nacional de Francia
    Por Daniela Allerbon
    En el marco del Salón del Libro de París, nuestra enviada especial trae la crónica del espacio que tuvo la LIJ argentina en este reconocido evento.
  • Al rescate: Perlas cultivadas
    Por Mónica Rodríguez
    La autora propone recorridos lectores a partir de perlas encontradas en viejos manuales escolares.

Lacombes 1

      • Reportaje: Benjamín Lascombe
        Por Laura Demidovich y Valeria Sorín
        El gran ilustrador francés a su paso por Buenos Aires, desayunó con Cultura LIJ y profundizó acerca del trabajo que realizó en sus obras más significativas.

 

  • Con lupa: Con los pelos de punta
    Una nueva colección de Editorial Sigmar reune buenos autores, buenas historias y dosis interesantes de miedo.
  • Espacio Editorial: Editorial Comunicarte
    A disfrutar.
  • Agenda