Pablo Bernasconi en retrospectiva

La tapa de octubre de #CulturaLIJ es un artista que ha sabido explorar todas las posibilidades de la creación y la expresión.

El ilustrador invitado para hacer la tapa de Cultura LIJ de octubre es el polifacético Pablo Bernasconi. Diseñador, ilustrador, escritor, actor; ha sabido explorar todas las posibilidades de la creación y la expresión.

No es la primera vez que lo convocamos, ya que en el los números de septiembre y octubre de Cultura LIJ, Pablo Bernasconi nos convidó con todo su talento.

Septiembre/Octubre 2013 fue tapa de Cultura LIJ en su edición papel y las dos ediciones digitales.

1.CulturaLIJ-23 TAPA bajaTapa CLD6

 

Para seguir leyendo a Pablo Bernasconi

Publicó más de 10 libros infantiles como autor del texto y las ilustraciones, algunos de ellos traducidos a ocho idiomas.

Sus libros para niños

  • Qué tren qué tren
  • Hipo no nada
  • El Zoo de Joaquín
  • Cuero negro, vaca blanca
  • Excesos y Exageraciones
  • Los Súper Premios
  • Espacio para colorear
  • Rebelión en Tortoni
  • El sueño del pequeño Capitán Arsenio
  • El Brujo, el horrible y el libro rojo de los hechizos
  • El Diario del Capitán Arsenio

 

 

Sus libros para adultos

  • Retratos
  • Bifocal

 

Como ilustrador

Entre los libros que ilustró con textos de otros autores se destaca Finales, donde Pablo Bernasconi toma los finales de 59 textos memorables para pasar a la imagen esa sensación de compañía eterna que generan las obras maestras. Dice editorial Edhasa acerca de esta obra: “Se dirá que Bernasconi ilustra los finales. Pues si y no. Hace eso, inevitablemente, y también hace un homenaje al texto entero, a los autores y a ese placer tan íntimo y tan universal que es la lectura.”

Que se convirtió en muestra en la Biblioteca Nacional Mariano Moreno (Argentina).

 

Reflexión teórica

Pablo Bernasconi tiene gran reflexión sobre su práctica, y dado su variedad de posibilidades expresivas sumadas a sus años de docente de diseño gráfico en la Universidad de Buenos Aires, lo más natural es verlo en un escenario con una conferencia audiovisual.
¿Creer en la belleza o en la verdad? – Conferencia en charla TEDx Córdoba.

 

Dibujando futuros– Conferencia en charla TEDx Bariloche.

SM publicó su anuario de la producción de LIJ en Iberoamérica

El anuario de SM sobre la LIJ en Iberoamérica ya se encuentra disponible para descargar.

Anuario 2017 Iberoamericano de Literatura Infantil y Juvenil producido por editorial SM.
Anuario 2017 Iberoamericano de Literatura Infantil y Juvenil producido por editorial SM.

Como todos los años desde 2004, la editorial española SM ha publicado una nueva edición de su anuario de la producción de LIJ en Iberoamérica. Cada vez la editorial le encarga a un especialista por segmento un análisis del estado de la LIJ donde da cuenta de novedades y tendencias.

Para bajar el anuario 2017 seguir este link.

Como novedad, por primera vez se incluye también a Estados Unidos, y se hace un repaso del sector en Ecuador en los últimos veinticinco años.

Los responsables de analizar el panorama de cada uno de los países son: Carola Martínez (Argentina), Joao Luis Ceccantini (Brasil), Constanza Mekis (Chile), Beatriz Helena Robledo y Valeria Baena (Colombia), Leonor Bravo (Ecuador), Victoria Fernández y Jesús Marchamalo (España), Joan Portell Rifà (Libros en catalán), Isabel Soto y Xavier Senín (Libros en gallego), Xabier Etxaniz Erle (Libros en vasco), Carlos Sánchez-Anaya Gutiérrez (México), Jéssica Rodríguez López (Perú), Carmen Dolores Hernández (Puerto Rico), Dulce Elvira de los Santos (República Dominicana), y Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez (Estados Unidos).

Los pantalones largos de Sancia

Va siendo tiempo de prestarle atención a la obra de Martín Sancia Kawamichi.

Por Valeria Sorín.

Va siendo tiempo de prestarle atención a la obra de Martín Sancia Kawamichi.

 

¿Qué hace falta para que un autor saque credencial definitiva de escritor de libros para chicos? ¿A partir de qué gesto los periodistas podemos dejar de decir que alguien incursiona en la LIJ para incluirlo definitivamente en cualquier listado especializado? ¿A partir de qué momento podemos abandonar los epítetos “joven” o “nuevo” para entender que su literatura puede ser tratada sin cuidados especiales ya que no los necesita?

 

Pantalones largos

Foto de Alejandro Meter
Foto de Alejandro Meter

Martín Sancia Kawamichi tiene 44 años; publicó 2 novelas negras para adultos (Hotaru y la más reciente Shunga) por las que recibió premios y aplausos de especialistas;  y varios libros de narrativa para el público infantil: Breves historias de animales sabrosos, engreídos, enamorados, malditos, venenosos, enlatados, tristes, cobardes, crueles, espinosos… (y otras historias) en Sudamericana y  25 tarántulas en Galerna; su novela Los poseídos de Luna Picante fue finalista del premio Sigmar, que este año finalmente ganó con Todas las sombras son mías, donde despliega todo el buen oficio del policial negro.

Insisto: ya no tiene sentido tratarlo como a un recién arribado.

 

La razón de un premio

Todo este caudal de palabras nace del efecto de leer Todas las sombras son mías, un libro muy merecedor de distinguirse. Y reviso este concepto para darme cuenta que hacen falta más premios en literatura infantil que den posibilidad de que se presenten y sean leídos por las editoriales nuevos autores.

Horacio Convertini ha sido otro ganador en años recientes del premio Sigmar, un escritor afilado, que maneja la lengua y tiene el oficio de la escritura diaria periodística. En cierto momento, comenzó a enviar a concursos las novelas que tenía reservadas para su círculo íntimo con enorme éxito −gana los concursos Guijón, Bang y Azabache en novela negra y el Sigmar en infantil−, para placer de los lectores que de esta forma se multiplican. Este año, un magnífico cuento para jóvenes de Convertini fue publicado en la antología En la largada por Salim editores.
Recomendación de lectura

Todas las sombras Sancia 2.jpg

Pero volvamos a Sancia y a su novela.

Todas las sombras son mías comienza cuando un niño de perfil abusador llega al colegio y en breves días logra dominar toda la escena. Lo cierto es que algo produce en los demás que logra aterrarlos y dominarlos. Incluso nuestro joven protagonista tendrá sueños premonitorios, caminará dormido, robará bebés, todo bajo su influencia. De nada, sin embargo, se lo puede acusar al instigador, y sin embargo parece tan claro que es él quien le susurra a cada cual… La cumbre de la tensión llega cuando logra que todos sus compañeros asistan a su casa para lo que será un pijama party de terror.

La trama crece en tensión dramática y, aunque deja el final abierto, no desilusiona. El miedo se construye en la complicidad de los pensamientos oscuros que invaden al protagonista, pero que nunca se vuelven completamente explícitos. Deja así espacio para que salgan a jugar nuestros propios monstruos.

Sir Pablo De Santis

Hay un nuevo catedrático de la lengua en la Argentina, y es de la LIJ. Las palabras de Pablo de Santis y del presidente de la Academia Argetina de Letras, José Luis Moure.

Por María Jaeschke.

Hay un nuevo catedrático de la lengua en la Argentina, y es de la LIJ.

 

El escritor Pablo De Santis fue elegido por decisión unánime de los miembros de la Academia Argentina de Letras para ocupar uno de los exclusivos sillones de la misma. En palabras del mismo presidente de la Academia Argentina de Letras, José Luis Moure, la poco habitual unanimidad ha sido llamativa; aunque cuando se lo vuelve a pensar es totalmente justa.

Casi diez meses después de que De Santis diera su aceptación, fue recibido formalmente como miembro de número de la honorable Academia Argentina de Letras el jueves 22 de junio pasado, en un acto realizado en el Palacio Errázuriz. Ahora ocupa el sillón Martín Coronado, que estaba vacante desde el fallecimiento de José Edmundo Clemente en 2013.

Discurso de la recepción pública de Pablo De Santis

 

El acto

Luego del discurso inaugural brindado por el presidente de la institución José Luis Moure, el académico Antonio Requeni pronunció unas cálidas palabras de bienvenida. A continuación, De Santis brindó su disertación: Libros prometidos: una biblioteca interrumpida, un discurso original y colmado de datos muy interesantes sobre los libros que no llegaron a realizarse. Sus autores los prometían a sus editores e incluso a sus lectores.

Son textos que llevan un título que no se cumple, en el mejor de los casos. O un libro por el que se cobró, pero nunca se escribió −por ejemplo la novela que Walsh prometió eternamente a su editor, Jorge Álvarez−. Finalmente, el libro que el autor se promete a sí mismo, el ideal, el deseado, con el que sueña como obra cumbre, pero que queda en blanco.

Más allá de su erudición, la elección del tema no es casual: esta nos lleva a pensar en los niños, en los jóvenes, en los sueños, en las metas, en lo que uno imagina o planea ser o crear. Al preguntarle sobre sus libros prometidos, reveló: “Una enciclopedia de la literatura fantástica, que escribo desde hace tiempo. También me gustaría cerrar el ciclo de novelas policiales que empecé con El enigma de París y seguí con Crímenes y jardines. Tengo escrita una tercera novela, que transcurre en Roma, y me gustaría cerrar la historia del detective Salvatrio con una cuarta”.

 

El escritor y su arte

Estamos frente a un escritor de una gran versatilidad de géneros y de públicos; sin embargo, sus desafíos van más allá de las etiquetas.

—Acerca de estas ideas que quedan perdidas, ¿puede el escritor evitarlo? ¿Cómo lo maneja usted?
—Hay un primer momento en que la escritura es irresponsable y desorganizada; otro momento en que uno ya tiene que darle forma al texto y pensar en un posible lector, y un tercer momento que es la publicación. Cada momento tiene sus entusiasmos y decepciones; ese vaivén neurótico es común a todos los escritores, y la vanidad que nos caracteriza es la máscara de la inseguridad que sentimos al dar a leer lo que escribimos. Trato de no mezclar estos momentos y de separarlos en el tiempo. Me acuerdo de que Carlos Nine, extraordinario ilustrador e historietista, me dijo una vez que el secreto de la acuarela –su técnica favorita– era dejar fluir el agua, pero saber dónde hacerla parar. Ese agua que arrastra los pigmentos y que uno no sabe muy bien hacia dónde va me parece una buena metáfora del primer instante de escritura.

—¿Y cómo se ordena ese caos inicial?
—Me siento bien cuando empiezo a descubrir en algo que escribo algunas simetrías; que el caos empieza a organizarse, que hay una estructura debajo de la peripecia, una identidad debajo de las máscaras de los personajes. A la vez me gusta cuando siento que algo puramente imaginativo, y completamente alejado de mi experiencia de vida, me refleja, o refleja cosas que me pasaron en algún momento. Uno juega a las escondidas con la ficción.

 

Sobre la Academia

La Academia Argentina de Letras distingue a sus miembros en numerarios –académicos de número–, honorarios y correspondientes. Un académico de número es un representante destacado de la intelectualidad argentina, consagrado en conformidad con los objetivos expuestos en el estatuto que rige la institución, con el fin del cultivo y la  promoción de las letras, sea en una orientanción artística –literatura– o en una científica –filología, gramática, lexicología, etc.–.

Los miembros se reúnen jueves por medio; allí, uno de los académicos expone un trabajo. A esta rutina se suman otras actividades: los certámenes literarios, la organización de los premios, la relación con otras academias.

Existen veinticuatro sillones académicos que tienen como patronos a escritores argentinos como José Mármol, Nicolás Avellaneda y Miguel Cané, por citar a algunos. “No hay relación necesaria entre el nombre que apadrina el sillón y el eventual académico elegido para ocuparlo. No está establecido ni en el estatuto ni en el reglamento cómo se deben ocupar los sillones. Por tradición se van ocupando por orden de su vacancia –por fallecimiento o pase a situación de honorario de alguno de los miembros–. En algún caso, se han ocupado por otros temas: en su momento, a Alicia Jurado se le otorgó el sillón Juan Bautista Alberdi porque lo había ocupado Victoria Ocampo, que había sido la primera mujer académica, pero es un caso excepcional”, nos cuenta el actual presidente de la Academia José Luis Moure.

En la elección de un nuevo académico, hay tres instancias previas a la votación. La primera es la presentación del candidato por medio de una carta que debe estar firmada por cuatro miembros de número. La segunda es el envío a los académicos de los antecedentes del candidato postulado. Por último, la tercera es la defensa u elogio de la persona propuesta, a cargo de uno de los académicos firmantes, quien responde a las preguntas que los miembros deseen formularle.  La votación se lleva a cabo en otra sesión –que es secreta– y cada académico presente debe escribir en una tarjeta ensobrada su aceptación, rechazo o voto en blanco.

Las propuestas solo pueden ser hechas por académicos y deben fundarse en los méritos del candidato.  Las sugerencias externas están específicamente prohibidas por el reglamento de la Academia.

Tanto en la postulación como en la elección de los miembros, se procura que los candidatos vayan cubriendo las distintas orientaciones incluidas en los intereses temáticos de la Academia: la literatura en sus distintos géneros y expresiones, y la lengua en sus diferentes aspectos filológicos y gramaticales.

Silla2_Pablo_Grancharoff
Foto de Pablo Grancharoff

Por qué Pablo de Santis

Licenciado en Letras, ha trabajado como periodista y guionista. Es autor de varias novelas, ensayos, historietas y libros para públicos de todas las edades. En 2008, la Academia le otorgó el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras por su libro El enigma de París. Además, ha recibido importantes distinciones como el premio Konex de Platino en Literatura Juvenil en 2004; sus libros han sido en diferentes ocasiones destacados por alija –Asociación de Literatura Infantil y Juvenil Argentina–, e incluso fue postulado por la Argentina para el premio Andersen en 2017.

Así como en Brasil Ana María Machado ha sido la primera mujer y la primera escritora de lij en ser miembro de la Academia Brasileña de Letras, en Argentina de Santis es un caso similar. José Luis Moure comenta que si bien “ningún académico o académica que yo conozca se ha especializado en literatura infantil o juvenil, en la producción de algunos, como Santiago Kovadloff o Antonio Requeni –este último colaboró en Billiken– existen composiciones de ese carácter. También en el pasado, Conrado Nále Roxlo escribió obras como La escuela de las hadas, concebido para ese público lector. La incorporación de Pablo De Santis, y parte importante de su obra, vienen a cubrir ese espacio de manera más diáfana”. En todo caso, uno de los aspectos que se valoraron en el discurso de recepción ha sido la obra que produjo para el público juvenil e infantil.

 

Pablo De Santis en la Academia

—¿Cómo le ha impactado ser ahora miembro de la Academia?
—Yo voy a las reuniones para aprender una gran cantidad de cosas, porque hay especialistas de todas las áreas. Me interesa mucho el modo en que la Academia es un reflejo de la identidad cultural argentina. Además de la actividad de los académicos, hay una biblioteca abierta al público que tiene muchísimas consultas online y un muy activo Departamento de Investigaciones Lingüísticas y Etimológicas.

—¿Qué es lo que más le ha impactado de la Academia?
—Los retratos que cuelgan en las paredes, que son un melancólico resumen de la historia de la Academia; la extraordinaria biblioteca; las conversaciones eruditas donde el pasado se hace presente. Es un ambiente solemne, pero no de una solemnidad pomposa, sino sobria, austera y extremadamente cordial.

—Me siento tentada de preguntarle acerca de cómo cree que se debe trabajar para promover la lectura en los jóvenes.
—La literatura infantil y juvenil se fomenta sola; creo que habría que hacer al revés y fomentar la literatura para adultos. Los chicos siempre están leyendo algo, sea por amor a la lectura, por moda o por obligación escolar. Con los grandes no pasa lo mismo. Cada vez que veo en el subte a un adulto con un libro en las manos me dan ganas de aplaudir.

 

María Jaeschke CV: Diseñadora gráfica. Redactora y correctora profesional –Instituto Superior de Letras Eduardo Mallea–. Trabaja en Olmo Ediciones y en el Archivo General de la Nación.

El mundo reflejado en los libros

Jochen Weber, de la Internationale Jugendbibliothek, habla de los desafíos de la LIJ en la sociedad actual.

Cultura LIJ conversó con Jochen Weber, encargado de la sección en castellano de la biblioteca más importante de libros para niños y jóvenes: la Internationale Jugendbibliothek de Munich.

El día anterior a esta conversación Jochen Weber había moderado una mesa redonda en la que se conversaba acerca de cómo abordaban los libros infantiles la situación de migrantes y refugiados. Flotaba cierta necesidad de repensar al mismísimo Pinocho, desde esta perspectiva, como un migrante.

Ahora que hay libros sobre todos los temas, ¿cuál sería el próximo desafío de la literatura para niños?

WP_20170405_15_26_28_ProLibros temáticos se venden muy bien. Buscan un tema y buscan una forma para presentarlo de un modo más accesible o menos complicado. Entonces hay libros sobre todos los temas, pero lo que falta es la calidad. Y muchos libros de calidad se pierden porque no llegan al público.
En algunos países eso está más complicado porque los libros llegan al público a través de compras institucionales. No es el mercado libre de librerías, sino a través de una preselección institucional. Entonces son las elecciones de los adultos que piensan qué es educativo para un niño.
Esas elecciones no serán libres hasta que no pueda ir cualquiera a una librería y comprar un libro de calidad a un precio accesible. Ese sería un sueño, tener esas condiciones favorables para que el arte de la escritura, el arte de la ilustración y el de la edición no tengan restricciones de precio, calidad de papel, cantidad de colores, etc.
La situación en Latinoamérica ha cambiado muchísimo. Hay mucha más calidad que hace 20 años sobre todo en ilustración. Todo esto se nota incluso en el arribo de contingentes de editores de Argentina o de Chile a la Feria de Bologna. No solo vienen a comprar títulos del extranjero, sino a vender los propios.

¿Dónde nota espacios de innovación?

Cuando estuve en el congreso de CIDELIJ en México, di una charla sobre los libros más políticos. El tema de los refugiados, conflictos globales, migrantes, racismo, xenofobia, populismo creciente en todos los países, la sociedad multicultural. Las sociedades han cambiado mucho en los últimos treinta, cuarenta años. La Alemania de hoy no tiene nada que ver con la de mi niñez.
Y se nota que últimamente ha habido una producción excelente de libros exigentes y muy claros en su mensaje, aun sin ser educativos. En cómo describen la situación, la problemática y los conflictos que surgen. Libros que tratan de armonizar con un final feliz. Puede ser que se resuelvan a un nivel familiar los conflictos, pero en un nivel social no se resuelven rápidamente. Esta es una tendencia que se ve en Latinoamérica también.
En Chile se han publicado últimamente libros sobre la dictadura, que antes no –a diferencia de Argentina, donde siempre hubo–. Y en Colombia, libros que tratan sobre la guerra civil realmente muy buenos. Espero que las editoriales sigan en ese camino, siendo más libres.
En el libro álbum ya se siente esa libertad. Hay muchas respuestas plásticas, conceptos muy contrastantes. En la narrativa hasta hace poco no había tanta dinámica. No son aburridos, pero se limitan a cuentos bonitos. Lo que falta a veces es exigir al lector. Hay niños que no los van a leer, que no querrán seguir leyéndolos, que cambiarán de libro, pero habrá otros que sí puedan.

¿La dificultad no está más desde la receptividad de los adultos?

Los adultos pueden ser un obstáculo, una barrera. Ellos son como los guardianes que prohíben el acceso. “No, ese libro no es para ti. Ese libro no es para la biblioteca o para el aula”. Entonces sería necesario que haya muchos más espacios –bibliotecas públicas– donde los niños puedan entrar solos sin ser guiados por los adultos. Que ellos mismos puedan descubrir la literatura sin límites.
Hoy en día con la crisis económica, hay países europeos que lo primero que han hecho es cerrar las bibliotecas. Y por eso hay preocupación. Porque será muy difícil reconstruir. Una vez que se han perdido, que se cerraron, será necesario mucha energía para que vuelvan a existir.

Mientras en el mundo también hay un giro hacia la xenofobia, en la producción de libros para niños ha habido un trabajo en sentido contrario, hacia la diversidad. ¿Qué relación ve entre la literatura y lo que pasa en las sociedades cuando se ponen más complicadas las convivencias?

Jochen WeberEn Alemania, por un lado, está la conciencia de que la sociedad se está transformando en algo diferente, en un país distinto, con facetas que antes no había. Esos temas se tratan en la cultura, en los medios, en la LIJ. Pero por otro lado, hay tendencias xenófobas en las sociedades europeas. Es un movimiento, antimovimiento. Quieren volver a un estado que nunca ha existido realmente, sintiendo que ahora estamos ingresando en un futuro inseguro. Esa ansiedad de tener una identidad distinta a los otros. Esos movimientos identitarios que no son racistas, pero que lo son.
No sé si esto se refleja ya en la producción literaria y su consumo. Tal vez la gente está buscando sin darse cuenta libros que no sean demasiado difíciles o complicados, que tengan una imagen más armónica de la sociedad y la familia, sin tener conciencia de que se están perdiendo lo demás.
Es el problema de la industria editorial con el proceso de concentración en grandes grupos internacionales que son compañías para ganar dinero. Antes las editoriales tenían su producción mezclada: una parte de los libros financiaba los demás. Siempre habrá editoriales pequeñas independientes que se ubiquen en una parte pequeña del mercado. El plan editorial en mi país ya no son los editores quienes lo deciden, sino el marketing y sus cifras.

ÚLTIMO MOMENTO Premios Pregonero 2017

Ya circula la lista de ganadores de los Premios Pregonero 2017. Conocé quiénes serán destacados por su labor dedicada a la promoción de la literatura infantil en argentina.

Hoy se anunciarán formalmente los ganadores de los premios Pregonero 2017 que otorga Fundación El Libro. La entrega de los mismos se hará en la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Buenos Aires a fin de este mes de julio.

Alicia Origgi, especialista en Literatura Infantil y Juvenil; Fabiana Scherer, periodista y crítica literaria; Poly Bernatene, ilustrador; y Betina Cositorto, presidente del Comité Organizador de la Feria del Libro Infantil y Juvenil, decidieron premiar a las siguientes personas e instituciones.

  • Pregonero de Honor: Canela (Gigliola Zecchin)
    Periodista cultural, primera editora de Sudamericana Infantil, especialista en LIJ y escritora. Fue distinguida en Argentina y en el exterior: Premio Konex en 1991 y 2007. Recibió la Orden de Caballero del Estado Italiano y la Medalla de Oro al esfuerzo y el trabajo de su ciudad natal, Vicenza (Italia). Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires (2007). En 2010 obtuvo la Medalla del Bicentenario por su amplia trayectoria.
  • Pregonero a Institución: Club de Narradores del Departamento de la Mediana y Tercera Edad de la UNER
    (Paraná, Prov. de Entre Ríos) Conocé más sobre ellos en el sitio de la institución.
  • Pregonero a Especialista: Honoria Zelaya de Nader
    (San Miguel de Tucumán) Accede a su biografía.
    Dirige la Escuela para Padres Animadores de la Lectura, el Laboratorio de Lectura del Colegio de Graduados en Ciencias Económicas de Tucumán, es Miembro de la Academia Argentina de Literatura Infantil Juvenil y preside la Asociación Argentina de Lectura, Filial Tucumán, organismo dependiente del IBBY.
  • Pregonero a Narración: Argentina Narrada
    Conocer el sitio de la institución.
    Llevan a cabo diversos programas siguiendo las palabras de María Héguiz: “Los libros viven en la voz de la gente.
  • Pregonero a Periodismo Gráfico: Natalia Blanc
    Periodista cultural. Para seguirla en Twitter: @natyblanc
    Trabaja en La Nación Cultura y el canal web Ideas. Lleva adelante la sección de LIJ “¿Qué vas a leer con tu hijo esta noche?”.
  • Pregonero a Periodismo Radial: Programa La Aguja en el Pajar, Radio Casilda FM 91.1
    (Casilda, Prov. de Santa Fe) Escuchar el programa en la web.
  • Pregonero a Producción Digital: Mi Libroteka, de Daniela Carolina Cañete
    http://milibroteka.blogspot.com.ar/
    Mi Libroteka es un lugar de encuentro para los niños y adultos amantes de los libros por igual. Mi Libroteka sueña con crear un lugar para la literatura infantil.
  • Pregonero a Bibliotecaria: María Inés Gómez Gallo
    Acceder a su perfil
  • Pregonero a Librería: Librería Henry
    (Bahía Blanca, Buenos Aires) Conocé el sitio de la librería.
  • Pregonero al Teatro, Música y Títeres: Emiliano Dionisi
    Desde 2009, al frente de la Compañía Criolla, crea espectáculos para grandes y chicos.
    La comedia de los Herrores fue distinguido con los premios ATINA como lo mejor de la Temporada 2014.
  • Pregonero Especial: Proyecto LEER (Lectura y Escritura en Escuelas Rurales)

Los Premios Pregonero se entregan en forma ininterrumpida desde 1990 en la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Buenos Aires. Tienen como objetivo dar público reconocimiento a los difusores de la literatura infantil y juvenil argentina, quienes desarrollan su vocación de manera persistente y a veces silenciosa, en diferentes ámbitos de actividad y del país.

Los ganadores reciben diplomas y réplicas de la carreta La Andariega de Javier Villafañe, símbolo de la tarea de promoción de la lectura con la que el maestro Villafañe recorrió el país. Como en años anteriores, las réplicas fueron realizadas por María Sol Soto.

 

Diálogos en el depósito de Eudeba

Hoy les recomendamos un canal de Youtube, el de Eudeba; un programa que han lanzado para este canal, Diálogos en el depósito; un capítulo de literatura infantil y juvenil donde dialogan Graciela Melgarejo y María Teresa Andruetto.

Hoy les recomendamos un canal de Youtube, el de Eudeba; un programa que han lanzado para este canal, Diálogos en el depósito; un capítulo de literatura infantil y juvenil donde dialogan Graciela Melgarejo y María Teresa Andruetto.

 

María Teresa Andruetto
En el año 2012 esta autora cordobesa recibió el premio Hans Christian Andersen, otorgado por IBBY (Organización Internacional para el Libro Juvenil). La construcción de la identidad individual y social, las secuelas de la dictadura en su país y el universo femenino son algunos de los ejes de su obra.
Recomendamos seguir su blog: http://narradorasargentinas.blogspot.com.ar/
Desde aquí se puede acceder a su discurso de aceptación del Andersen.

Graciela Melgarejo
Profesora en Letras y periodista. Trabajó en el diario La Nación por más de 37 años y actualmente es editora general de NOTICIAS POSITIVAS N+.
El canal de Youtube de Noticias Positivas.
Y su espacio personal en Twitter: @gramelgar

Eudeba
La editorial de la Universidad de Buenos Aires mantiene hoy el sello distinguible de su primer director, Boris Spivacov, quien tenía como premisa hacer más libros para más lectores. Desde su rol en la tarea de extender el universo lector, Eudeba ha innovado en el lanzamiento del lector Boris de libros electrónicos y ahora en la generación de contenidos exclusivos para internet.