Arroz frío

La mirada poética de un niño encuentra la belleza en un plato de arroz.

Anuncios

Por Cecilia

CV: Maestra de cuarto y séptimo grado. Escuela pública. CABA. Argentina.
Por Eva Brugues, del libro Brújula Norte.
Por Eva Brugues, del libro Brújula Norte.

Lo conozco desde 2013. Había llegado un año atrás de un lugar llamado Turco, en Bolivia, pero todavía casi no emitía palabra. En uno de nuestros primeros encuentros, yo en mi estreno en cuarto grado y él en su segunda vuelta, le pedí que me contara algo por escrito. En un texto lleno de comunes errores de ortografía y gramática enrevesada me habló de cabras, de abuelitas, de montañas.

Ahora lo vuelvo a encontrar como su profe de Lengua y Sociales en séptimo grado. Aún tiene los ojos más hondos del universo. Para mí, siempre tuvo algo de poeta.

Hoy me traje a casa su Cuaderno de Escritores. Y entre muchos otros escritos, encontré esto. La consigna era escribir cualquier tipo de texto titulado “Arroz frío”. Luego leeríamos un poema homónimo de una autora coreana, que me había pasado una colega. En el cuaderno de Brayham (así se deletrea su nombre) apareció esto.

“Blanco y blandito si te cocinas, con una forma
muy pequeñita y majestuosa. No te enfríes
si te dejo por veinte minutos, me dolería ver
que ya estás frío y sin tu divino sabor.

Si te pongo con tu amigo el pollo, quedarán espectaculares
harán una bonita pareja. Todas las noches
te juntas con tus amigos
como el brócoli, la cebolla, la zanahoria y con los fideos.”

Esa noche mientras cocinaba arroz blanco y pollo, decidí seguir leyéndoles a los alumnos las odas de Neruda. A todos los grupos de alumnos que pueda.

 

Escucha

Breve crónica de una maestra que descubre la escucha de un niño.

Por Pata Martínez

CV: Maestra de sexto y séptimo grado. Escuela Pública N°15 D.E. 14, Ciudad de Buenos Aires.

Yo creo que Satoshi no me escucha nunca, que lo que digo no le importa, que le interesa NADA cada una de mis propuestas.
Hoy leímos una entrevista a Guido, el nieto restituido de Estela.
Me detuve en muchas frases del relato, en muchas.
En eso veo a Satoshi que hace algo en el margen de la hoja.
–¿Qué es ese dibujo?
–Un piso de cristales rotos a sus pies.
Yo no me había detenido en esa frase. Con esas palabras definió la periodista a Guido al momento de la entrevista. Sí, Satoshi escucha. Y más de lo que escolarmente nos muestra. Escucha mientras intenta descifrar el mundo en dibujitos.

La construcción del plural

Por un 2017 repleto de experiencias compartidas.

Por Carmen del Faro

yo-yo-yo

Yo”, es una soledad.

Yo-yo”, un juego que permite modalidades solitario y competencia.

Yo, yo, yo, yo”, al menos cuatro. Lo que muchos no quieren perderse de compartir.

Por un 2017 repleto de experiencias compartidas.