Educación Integral, el proyecto de José Vasconcelos

Cutzy L. M. Quesada, periodista prestada por LIJ Ibero, escribe en esta edición de Cultura LIJ sobre el extrordinario hacedor de escuelas y bibliotecas José Vasconsellos.

Anuncios

Por Cutzi L. M. Quezada

 

Cuando se habla de educación en México el primer nombre en resaltar es José Vasconcelos pues bajo sus ideales se fundaron varios de los organismos que actualmente determinan las políticas educativas y culturales del país. Sin embargo, es poco conocida su influencia en la edición de libros para niños, así como, los alcances de su campaña contra el analfabetismo para los cimientos de los presentes proyectos para el fomento a la lectura.

José Vasconcelos, abogado de profesión, tenía como objetivo instaurar una educación vinculada a la realidad social del país; un México post-revolucionario en reestructuración del Estado y de sus políticas públicas con la intención de impulsar el desarrollo de las zonas rurales. Esto implicó crear en 1921, bajo la presidencia de Álvaro Obregón, la Secretaría de Educación Pública (SEP) como un organismo que abarcara todas las instancias educativas a nivel federal. Entonces, se nombró a Vasconcelos como Secretario de Educación Pública quien, según José Joaquín Blanco en Se llamaba Vasconcelos. Una evocación crítica, durante su gestión “aumentó en casi 50%, entre 1921 y 1923, la cantidad de edificios, maestros y alumnos de escuelas primarias oficiales”. Además, se consiguieron los mayores presupuestos para educación en la historia de México.

En sus inicios la SEP se dividió en tres departamentos: el Departamento Escolar con injerencia en todos los niveles educativos desde el jardín de niños hasta la universidad; el Departamento de Bibliotecas con el objeto de garantizar materiales de lectura a la población en general; y el Departamento de Bellas Artes para coordinar desde el Estado las actividades artísticas. Con esta diversificación Vasconcelos pretendía establecer su concepto de ‘educación integral’ como principal eje de acción. De acuerdo con Patricia Irigoyen Millán en La creación de la SEP y el proyecto de José Vasconcelos, la intención del proyecto era educar a los individuos por medio de “vínculos estrechos entre ‘las actividades estéticas y la moral’ […] se pretendía que los alumnos encontraran la emoción por medio del ‘placer desinteresado’ más que por el razonamiento”.

Vasconcelos_Jose


El Ateneo de la Juventud
y la Universidad Autónoma de México

La ideología de una ‘educación integral’ de Vasconcelos se instaura desde sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria donde formó parte del Ateneo de la Juventud (1909-1914); movimiento literario con miembros como Antonio Caso, Pedro Henríquez Ureña, Martín Luis Guzmán, Julio Torri, Manuel M. Ponce, Diego Rivera y Alfonso Reyes. Los entonces jóvenes, todos alrededor de 30 años, identificados por su gusto a la lectura fundaron el Ateneo como una organización civil con el compromiso de difundir en la comunidad el valor de los libros. Asimismo, comparte Álvaro Matute en El Ateneo de México, se postulaban abiertamente en contra del Positivismo; ideología gubernamental del general Porfirio Díaz donde se pribilegiaba la enseñanza de las ciencias aplicadas sobre las humanidades. Posteriormente, en 1920 Jóse Vasconcelos reafirmó su idiologia educativa durante la toma de posesión como rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), máxima casa de estudios en México:

Al decir educación me refiero a una enseñanza directa de parte de los que saben algo, en favor de los que nada saben; me refiero a una enseñanza que sirva para aumentar la capacidad productiva de cada mano que trabaja, de cada cerebro que piensa […] Trabajo útil, trabajo productivo, acción noble y pensamiento alto, he allí nuestro propósito […] Tomemos al campesino bajo nuestra guarda y enseñémosle a centuplicar el monto de su producción mediante el empleo de mejores útiles y de mejores métodos. Esto es más importante que distraerlos en la conjugación de los verbos, pues la cultura es fruto natural del desarrollo económico
Secretaría de Educación Pública, Nuestra institución. Historia de la SEP).

 

La campaña de alfabetización y Misiones Culturales

Quizás, el mayor aporte de Vasconcelos fue la campaña contra el analfabetismo que iniciaría como rector de la UNAM y continuaría como secretario de educación. Este programa estaba a cargo del Cuerpo de Profesores Honorarios de Educación Elemental formado por cualquier interesado de ambos sexos con un mínimo de estudios (3º de primaria) o que acreditara saber leer y escribir en castellano. Los deberes, obligaciones y recompensas de los profesores honorarios se exponían en diversos curriculares de la campaña. El primero de ellos se puede consultar en el libro José Vasconcelos y la Universidad de Álvaro Matute. En él, se establece que los docentes “valiéndose de los textos que puedan disponer y por medio de los útiles que estén a su alcance, les enseñaran, de manera sencilla, clara y directa, la pronunciación y la escritura de las palabras y frases, hasta que los alumnos se perfeccionen en la escritura y lectura”.

Como se observa, Vasconcelos promovía la participación ciudadana para combatir el rezago educativo del país. Otros programas ejemplo de está intención son las Casas del Pueblo (escuelas rurales) y las Misiones Culturales. Estas últimas, se iniciaron en 1923 y pretendían por medio de voluntarios (muchos de ellos maestros rurales) acercar a las comunidades los esfuerzos de alfabetización, así como, la enseñanza de las habilidades y los conocimientos necesarios para el desarrollo de la vida social y cultural de los individuos. Como su nombre lo indica, las Misiones Culturales comprendían aspectos técnicos y culturales, incluida la lectura desde su función informativa pero, además, como espacio de expresión cultural (recordemos los ideales del Ateneo de la Juventud). Así, el programa conjugó a los tres agentes que, desde entonces y hasta ahora, se deben considerar en un proyecto nacional para el fomento a la lectura: el Estado, por medio de políticas públicas y presupuestos; la ciudadana, como voluntariado; y las asociaciones civiles.

El proyecto federal, también, consideraba a la educación indígena pero como ‘provisional’. El objetivo del recién creado Departamento de Cultura Indígena era “acabar con la segregación de los indios y unificarlos en torno a la nacionalidad (antes que indios eran ‘mexicanos’, en la concepción de Vasconcelos) para prepararlos a la vida democrática en la que se realizaría finalmente la redención de México bárbaro” (José Joaquín Blanco. Se llamaba Vasconcelos. Una evocación crítica. 93). Se trataba de hacer un mestizaje para unificar la identidad nacional que, aunque pudiera considerarse como una forma de inclusión, se desarrollaría hacia una sola dirección (la indicada por el Estado) y no desde la multiculturalidad e interculturalidad. En su obra el Ulises Criollo Vasconcelos expone ampliamente bajo qué términos pensó este mestizaje.

 

Proyecto editorial y Biblioteca de México

El cuarto agente participante en el fomento a la lectura podría considerarse el sector editorial pues se encarga de disponer del acervo y, en ocasiones, desarrolla sus propios programas para promover la lectura. Aunque esto último se ha presentado recientemente y se centra sólo en obras para niños y jóvenes. Uno de los principales antecedentes de los proyectos editoriales específicamente dirigidos a la infancia fue la creación del Departamento Editorial de la SEP fundado durante la gestión de José Vasconcelos.

El plan incluía la distribución a precios accesibles de obras de literatura clásica (La Ilíada, La Odisea, Las tragedias de Sófocles, los Diálogos de Platón, la Divina Comedia, el Quijote, etc.), de colecciones sobre pedagogía y agricultura, la revista El Maestro y el semanario La Antorcha (de tintes sindicalistas). Asimismo, se publicaron Lecturas clásicas para niños (1924 y reeditada en 1971), una antología de leyendas y cantares de gesta con colaboradores como Gabriela Mistral y Alfonso Reyes; y Rosas de la infancia, cuatro volúmenes de cuentos infantiles de María Enriqueta Camarillo. Ambas publicaciones, de acuerdo con la Fundación para las Letras Mexicanas, se convirtieron durante treinta años en lecturas obligadas en las escuelas primarias de México. Según Mario Rey en Historia y muestra de la literatura infantil mexicana, en estos acervos “se manifiesta la visión universal y humanista de Vasconcelos [así como] su posición contra las ideas que pretenden limitar las lecturas de los niños a un acervo especial que presupone su menor inteligencia y su incapacidad para comprender la literatura“.

Por otra parte, desde un principio el gran proyecto educativo reconoció la necesidad de infraestructura física, es decir, de bibliotecas públicas. Por ello, es importante resaltar que, a su regreso a México, después de un periodo de exilio por razones políticas, Vasconcelos también se involucró en este sector como primer director de la Biblioteca de México inaugurada el 27 de noviembre de 1946 por el presidente Manuel Ávila Camacho y el Lic. Jaime Torres Bodet (entonces Secretario de Educación Pública). En el 2000 este recinto completó su nombre a Biblioteca de México José Vasconcelos, de ahí la confusión con la Biblioteca Vasconcelos que abrió sus puertas en el 2006 y cuyo actual director es Daniel Goldin.

La larga trayectoria del maestro Vasconcelos nos ilustra no sólo cómo se establecieron los fundamentos de las actuales políticas públicas, también, nos hace ver la importancia de diversificar estas acciones entre los distintos sectores y agentes participantes para generar propuestas en conjunto, y no desde acciones aisladas. En este sentido, hasta el menor esfuerzo se suma al propósito, nada fácil, de generar lectores donde los docentes activos o voluntarios son un ancla esencial.


Bibliografía

Blanco, José Joaquín. Se llamaba Vasconcelos. Una evocación crítica. México: FCE, 1983. Impreso.

Fundación para las Letras Mexicanas. “Literatura Para Niños”. Enciclopedia de la literatura en México. Web. 11 Sep. 2017 <http://www.elem.mx/estgrp/datos/44&gt;.

Irigoyen Millán, Patricia. La creación de la SEP y el proyecto de José Vasconcelos. INEHRM. Web. 7 Dic. 2009 <http://www.inehrm.gob.mx/pdf/exc_sep_vasconcelos.pdf&gt;.

Matute, Álvaro. José Vasconcelos y la Universidad. México: UNAM, 1983. Impreso.

Matute, Álvaro. El Ateneo de México. México: FCE, 1999. Web. 11 Sep. 2017 <http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/fondo2000/vol2/25/htm/portada.htm&gt;.

Rey, Mario. Historia y muestra de la literatura infantil mexicana. México: SM/CONACULTA, 2000. Impreso.

Secretaría de Educación Pública. Nuestra institución. Historia de la SEP. Web. 11 Sep. 2017 <http://www.sep.gob.mx/wb/sep1/sep1_Historia_de_la_SEP?page=3&gt;.

Convocatoria: premio al libro de educación

La Fundación El Libro volverá a entregar, en el marco de la 44.° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, el Premio Isay Klasse al Libro de Educación, una de las distinciones más importantes en su género.

Los editores interesados deberán postular sus libros de pedagogía, educación y didáctica en este prestigioso Premio. Para poder aspirar al reconocimiento las obras deberán ser en lengua española e impresas en primera edición entre el 1 de noviembre de 2016 y el 31 de octubre de 2017. Destacamos que se premiarán dos categorías:

La recepción de obras caduca el  30 de noviembre de 2017.

fundacion-el-libro-logo-2-400x218

Derecho y libertad

Si pudiéramos refundar las bases del acuerdo social, ¿sobre qué acuerdo construiríamos el futuro? Desde 1789, cuando se publicó en Francia la Declaración de los Derechos del Hombre y del ciudadano, no hay posibilidad de desentenderse: la libertad del otro es nuestra responsabilidad.

Por Laura Demidovich y Valeria Sorín

Si pudiéramos refundar las bases del acuerdo social, ¿sobre qué acuerdo construiríamos el futuro? Desde 1789, cuando se publicó en Francia la Declaración de los Derechos del Hombre y del ciudadano, no hay posibilidad de desentenderse: la libertad del otro es nuestra responsabilidad.

 

“Artículo I. Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos. Las distinciones sociales sólo pueden fundarse en la utilidad común.(…)

Artículo IV. La libertad consiste en poder hacer todo aquello que no cause perjuicio a los demás. El ejercicio de los derechos naturales de cada hombre no tiene otros límites que los que garantizan a los demás miembros de la sociedad el disfrute de los mismos derechos. Estos límites sólo pueden ser determinados por la ley.”

Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano

Los estados modernos tienen en sus bases el espíritu de la Ilustración; se establecieron como estados independientes de las doctrinas religiosas, centrados en los hombres y en torno a un consenso de reglas a las que sus habitantes se sometían. De esta forma, el juego democrático pone foco en una cantidad de derechos y obligaciones detallados en la constitución de una nación.

En el caso de Francia, la Revolución propone una república basada en cuatro derechos básicos: la libertad, la propiedad, la seguridad y la resistencia a la opresión.

El individuo y la sociedad

CLD2017-julio-editorial-1En su primer artículo, la Declaración de los derechos del hombre sostiene que todos los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos. El único límite a esa libertad está impuesto por la libertad de los demás. Así aparece expresado en el artículo cuatro: “La libertad consiste en poder hacer todo aquello que no cause perjuicio a los demás”.

El límite al derecho individual reside en la existencia en sociedad: somos con otros. Y esos otros tienen derecho a las mismas libertades que nosotros.

Derechos y garantías

Para que los ciudadanos puedan hacer uso de sus derechos, será necesario que el Estado genere las condiciones que garanticen esos derechos.

Cada derecho genera obligaciones: el derecho a elegir a los representantes genera la obligación de que el Estado dé conocimiento acerca de todos los candidatos y provea de espacios de votación en todos los rincones.

El derecho a la salud genera la necesidad de que el Estado garantice opciones para el acceso a medicamentos, tratamientos, información de prevención; así como que accione en prevención de epidemias (provisión de vacunas, medidas de erradicación de mosquitos, por ejemplo) y regule la producción de alimentos. Sin el accionar del Estado como regulador social, el derecho individual a la salud no tendría valor. El individuo vería en riesgo su salud si el entorno social está enfermo.

Utopías y realidades

La utopía de la Ilustración se vio reflejada en el espíritu liberal de las constituciones de las nacientes naciones americanas. Para comenzar a volver realidad esas declaraciones fue necesario un pueblo alfabetizado, y en pos de eso la educación primaria se volvió obligatoria. Con el mismo espíritu, la educación obligatoria se volvió laica, y dejó como opción familiar la formación espiritual.

El tiempo ha pasado y podemos releer en perspectiva la historia de estos dos siglos.

CLD2017-julio-editorial-3¿Cuál de aquellos derechos esenciales sería necesario profundizar hoy? ¿Este ideario aún nos representa? Si pudiéramos refundar las bases del acuerdo social, ¿sobre qué acuerdo construiríamos el futuro?

Sea cual fuera la respuesta a estas preguntas, la posibilidad de elegir debe ir acompañada de la responsabilidad de poner al alcance opciones e información suficientes. No hay posibilidad de desentenderse: la libertad del otro es nuestra responsabilidad.

Neoconservadurismo vs. neosubversión

Entrevistamos a Laura Guerrero Guadarrama, una de las voces más lúcidas de la academia mexicana.

Reportaje de Valeria Sorín a Laura Guerrero Guadarrama

 

En el Foro de Promoción de la Lectura que tuvo lugar en agosto en la ciudad de Resistencia, la especialista Laura Guerrero Guadarrama sorprendió a la audiencia poniéndoles palabras a los movimientos macropolíticos que acontecen en el campo de la literatura infantil.

-¿De qué forma caracterizaría los procesos conservadores y subversivos en la LIJ?
-En la LIJ han existido dos tendencias muy claras que a veces hacen dudar a los estudiosos y los llevan a pensar que toda la literatura infantil debe tener un mensaje didáctico, pues en sus inicios la escritura y la edición para la infancia tenía esa función fundamental, se destinaba a la enseñanza.
Pero de manera paralela corría una literatura oral que seducía a sus jóvenes escuchas y que se fijaba o escribía en ediciones económicas, una creación subversiva, gozosa, a veces con tintes siniestros. De esa herencia surgen las obras que se constituirán en los clásicos de la LIJ, como Alicia, Peter Pan, Los cuentos de Andersen, Las aventuras de Pinocho. Son obras que subvierten las normas de lo establecido para la infancia, los personajes son contestatarios, rebeldes, rechazan lo establecido, rompen las normas.
Alison Lurie lo señala en su texto No se lo cuentes a los mayores. “No obstante, estos textos subversivos la mayoría de estos textos clásicos y subversivos devuelven al o los protagonistas a la ‘normalidad’, los hacen encajar en los roles, los insertan en la sociedad como personas que no causan problemas, sus aventuras son un recorrido que los hace madurar y crecer. El héroe regresa al mundo adulto para encajar en él. El lugar común es el final feliz (de acuerdo con los parámetros del adulto)”.
El auge de estas obras se dará en la llamada época victoriana y eduardiana en Inglaterra, para muchos el siglo de oro de la LIJ. Incluye obras de Oscar Wilde, de Lewis Carroll, de Rudyard Kipling, de James Matthew Barrie.
El auge de obras creativas destinadas al deleite de la lectura infantil también se dio en otros países europeos y americanos, fue un siglo especialmente interesado en este público. José Martí publica su famosa revista mensual Edad de oro, que comenzó en 1889. En España tienen mucha importancia los llamados Cuentos de Calleja, editados por Saturnino Calleja, ediciones que llegaron a Latinoamérica, especialmente a Argentina y México.
En México se editaban los cuentos del editor Vanegas Arrollo, cuentos populares e ilustrados, también se incluyó el teatro y además se editaban selecciones románticas de poesía y relatos. En Latinoamérica también había editoriales francesas, como Editorial Casa Bouret, que editaban libros costosos con selecciones edificantes para la infancia. En México la época porfiriana también se caracterizó por las revistas infantiles que mostraban infantes felices en un mundo utópico. Detrás estaba la imagen romántica de la infancia –que idealiza a los infantes como buenos por naturaleza, inocentes, espirituales y puros– más vinculada a la normatividad social y cultural que pretende disciplinar y controlar a todos los niños.
Se considera que el concepto de niñez también es producto del imperialismo europeo y que muestra una estructura de control y explotación eminente masculina, pues se obliga a los niños a pensar y a actuar de una cierta manera de acuerdo con los cánones sociales establecidos, víctimas de la estructura imperialista y sexista. La paradoja surge cuando se observa que los niños eran alabados, pero fue la época de una gran explotación infantil sin leyes que los protegieran.
subversion1

Movimiento de ida y vuelta

-Entiendo que lo que había sido antes subversivo se habría acercado a la hegemonía. ¿En qué medida lo ha visto instalarse en Latinoamérica?
-Sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial y con el fracaso de los metarrelatos, la noción romántica se puso en un nuevo contexto: el postmoderno del capitalismo tardío, para resignificarla, ratificando el hecho de que todas las niñas y niños necesitan del cuidado y la protección real de los adultos y de las instituciones para favorecer su desarrollo integral.
Surgió una literatura que resignificaba la subversión a la que llamamos neosubversiva. La subversión afecta a la misma subversión; cuestiona lo cuestionado y no admite el regreso a la normalidad de los personajes rebeldes, que manejan valores no convencionales y una visión del mundo que se burla de los presupuestos comunes. Una de las nociones que se ponen en duda es la de los límites entre la literatura infantil/juvenil y la de los adultos: la brevedad para los/as niños/as, el manejo del lenguaje legible, las temáticas comprensibles, los formatos sencillos, los finales felices… El mundo ideal es cuestionado y modificado. Aparecen obras como El señor de las moscas (1954) de William Golding, o la Historia interminable (1979) de Michael Ende, ejemplos de dos de las corrientes más importantes: la neorrealista y la neorromántica (no confundir con la neoconservadora).
En Latinoamérica el vigor de la narrativa oral ha permanecido mucho tiempo, y con ella el estatuto subversivo, irreverente y gozoso. Las obras escritas, no obstante, debieron esperar hasta mediados del siglo XX para comenzar tímidamente a explorar el mundo neosubversivo, pues la mayoría de los textos se mantuvieron en el mundo romántico estilística y temáticamente hablando. María Elena Walsh sería una de las adelantadas.

-Y posteriormente ha identificado un resurgimiento de un nuevo movimiento conservador. ¿Qué lo ha motivado? ¿Qué características adquiere?
-El movimiento neoconservador es un rasgo característico de la posmodernidad. Los mismos teóricos de la posmodernidad podrían agruparse en dos grandes grupos: aquellos que desprecian muchos de sus aspectos porque la culpan de los problemas actuales, como los neoconservadores y los que hacen una lectura crítica de la modernidad para ofrecer nuevas propuestas y revisiones. Lo neo aplicado a la noción conservadora significa la aceptación de la modernidad económica, pero sin desviarse de la búsqueda del orden y de mantener el statu quo. José María Mardones señala que los neoconservadores defienden el sistema capitalista democrático tal y como ha ido funcionando, no sienten nostalgia del pasado, pero buscan la mesura en el orden cultural, buscarían “compaginar la computadora con el jubón medieval. […] Son progresistas mirando a la economía, cautos en las cuestiones político-democráticas y conservadores en los valores y la cultura”.
La noción neoconservadora domina la producción de la LIJ en nuestros países, en un estudio en México y España se pudo demostrar que en cantidad es mucho mayor a la neosubversiva. Subyace la idea de que la LIJ debe enseñar, dar ejemplos edificativos, valorar los roles tradicionales de los sexos y de las familias, de hecho, algunos estudios muestran que prevalecen las representaciones de personajes blancos en zonas urbanas. Esta producción se consume especialmente en colegios y familias conservadoras, las ideas que manejan están fuertemente instaladas en el adulto promedio, que desea proteger a los infantes de las crueldades del mundo o de las verdades del propio cuerpo infantil, por lo que predominan las obras de fantasía.

-¿Cómo aplica la posmodernidad en nuestra región?
-Es muy frecuente escuchar que la posmodernidad es una época inventada por los países del primer mundo y que sus rasgos no corresponden con los de otros países, no obstante, lo que primero caracteriza esta época, a la que se puede entender de dos maneras: como posterior a la modernidad o como una estética, es la globalización; la influencia es feroz, la rapidez de la comunicación, los contagios, las modas. Estas dos tendencias: neoconservadora y neosubversiva caracterizan muchos de los fenómenos contemporáneos, incluyendo la producción de la LIJ.

Para profundizar, recomendamos leer:

Guerrero Guadarrama, Laura. Posmodernidad en la literatura infantil y juvenil. México: UIA, 2012, —. Neosubversión en la LIJ contemporánea. México: Textofilia, UIA, 2016.

 

Masa y energía

A todos nos llega la hora de crecer. Después de 8 años, de 39 ediciones más o menos puntuales, de cientos de artículos, llegó la hora de ir por más. Porque seguir igual es volvernos un objeto obsoleto. Y nada más lejos de una revista que nació para ser un salto. Lo que sigue entonces es atrevernos a pensar todo de nuevo. Romper nuestras propias estructuras de pensamiento.

Por Laura Demidovich y Valeria Sorín

maq-escribirEn un sistema cerrado la cantidad de materia permanece constante”, a esa conclusión arribó en el siglo XVIII Antoine Lavoisier. Desde entonces se la conoce como la Ley de Conservación de la Materia.

Claro que un siglo después, en 1904, Einstein demostró que esa ley no es tan ajustada a la realidad. Según su propuesta, el universo es un sistema dinámico en constante cambio y movimiento, donde materia y energía son manifestaciones de la misma entidad física. En determinadas condiciones, la masa puede transformarse en energía y viceversa. Y lo hacen siguiendo una fórmula simple y bella:

E=mc2

donde E es energía, m es masa y c la velocidad a la que se desplaza la luz en el vacío (300.000 km/s).

Nada se pierde, todo se transforma

Siguiendo las reglas de transformación, entonces podríamos calcular a cuánta masa es equivalente una determinada cantidad de energía. Al despejar términos la fórmula queda como:

M= E/c2.

Sí, la materia no se adelgaza con facilidad. Podemos usar mucha energía, pero no varía tanto la materia. En términos de la física, la energía producida debe ser muy grande para que la pérdida de masa sea considerable.

Por ello la ley de conservación de la materia continúa siendo aplicable, aunque debiera expresarse así: “La cantidad combinada de materia y energía en el universo es fija”.

Nada se pierde, todo se transforma en la LIJ

A todos nos llega la hora de crecer. Para llenarnos de nueva energía, es a veces necesario aligerarse un poco de equipaje. No hay vitalidad en permanecer igual; pero sí en la transformación.

Después de 8 años, de 39 ediciones más o menos puntuales, de cientos de artículos, llegó la hora de ir por más. Porque seguir igual es volvernos un objeto obsoleto. Y nada más lejos de una revista que nació para ser un salto. Lo que sigue entonces es atrevernos a pensar todo de nuevo. Romper nuestras propias estructuras de pensamiento.

No hay nada que temer, porque la suma total de materia y energía seguirá constante en el universo de la LIJ.

Cultura LIJ se transforma

A partir de marzo Cultura LIJ se transforma.
Queremos ser ubicuos.
Queremos estar en tu bolsillo y en el de todos los demás.
Queremos publicar más y mejor y con más detalles y más seguido y darte más posibilidades.
Queremos llenarte de ideas y ser un real espacio donde escuchar las tuyas.
Queremos ser un espacio para tanta energía circulante.
Entonces tenemos que ser un salto y despegar.

Por ahora no vamos a decirte más. Terminemos un 2016 pleno y brindemos por todo lo bueno que vendrá. El balance de este año en Cultura LIJ, el balance de 8 años de Cultura LIJ y sus ediciones en papel, ha sido muy fructífero.

Vamos por más. Vamos por vos. Vamos por todos.

Que todos tus sueños se cumplan en el 2017 y que no pares nunca de soñar.

Cultura LIJ Digital #11 Julio 2014

Bajá acá CulturaLIJ Digital #11

TapaCLdig11Ya salió Cultura LIJ edición digital de Julio. Entre sus páginas podrás leer

En Viñetas: El traje nuevo del emperador
Por Luciano Saracino
Un repaso por las diferentes formas de adaptación de una historia a novela gráfica.

  • Contexto: La juventud eterna de Mafalda
    Por Verónica Cantelmo
    Aun tras soplar 50 velitas, Mafalda continua vigente.
  • La voz del Ilustrador: Los días
    Por Cecilia Alfonso Esteves
    Diario de la creación de un libro ilustrado.
  • Pakapaka: Una vuelta por el universo
    Por Gabriela Rodríguez
    Esta vez Pakapaka nos invita a introducirnos en la producción y las decisiones de realización de la serie Una vuelta por el universo.
  • Biblioteca Protagonista: Los booktubers
    Un fenómeno mundial: adolescentes lectores que se vuelven líderes de opinión en la red YouTube.
  • Políticas: La LIJ argentina en la Biblioteca Nacional de Francia
    Por Daniela Allerbon
    En el marco del Salón del Libro de París, nuestra enviada especial trae la crónica del espacio que tuvo la LIJ argentina en este reconocido evento.
  • Al rescate: Perlas cultivadas
    Por Mónica Rodríguez
    La autora propone recorridos lectores a partir de perlas encontradas en viejos manuales escolares.

Lacombes 1

      • Reportaje: Benjamín Lascombe
        Por Laura Demidovich y Valeria Sorín
        El gran ilustrador francés a su paso por Buenos Aires, desayunó con Cultura LIJ y profundizó acerca del trabajo que realizó en sus obras más significativas.

 

  • Con lupa: Con los pelos de punta
    Una nueva colección de Editorial Sigmar reune buenos autores, buenas historias y dosis interesantes de miedo.
  • Espacio Editorial: Editorial Comunicarte
    A disfrutar.
  • Agenda