Las mejores editoriales del mundo

Una semana de grandes premios ha tenido lugar en la Feria del libro de Bologna. Primera entrega del Quién es quién de los premios a las mejores editoriales del año 2018.

Anuncios

Una semana de grandes premios ha tenido lugar en la Feria del libro de Bologna. No solo por los dos Andersen (Eiko Kadono e Igor Oleynikov, escritora e ilustrador respectivamente), sino por el trabajo editorial mundialmente distinguido. A continuación, la primera entrega del compilado de las mejores editoriales de cada continente.

 


El premio a las editoriales (BOP)

En enero, mientras un hemisferio se tomaba vacaciones y el otro hacía balances, carteros de todo el mundo llevaban a Italia una pequeña muestra de los mejores libros para niños y jóvenes. El motivo: las editoriales querían presentar lo mejor de su producción al comité evaluador del BOP, el premio al mejor editor del mundo.

Este es el seleccionado, la lista corta (shortlist) de nominados para el 2018. Todos los expositores de la feria del libro infantil y juvenil de Bologna votaron en estos meses por una editorial destacada por cada continente. El ganador será anunciado la próxima semana.


Europa

Dwie Siostry (Dos hermanas)

www.wydawnictwodwiesiostry.pl
Representando a Polonia

Ha sido la editorial distinguida este año por Europa. Su trabajo venía siendo reconocido en diferentes escenarios, cuando por ejemplo en 2017 Siostry recibió el International Excellence Award 2017, que otorga la feria de Londres, por su “gran influencia en el mercado editorial polaco e internacional“. Dentro de su catálogo de literatura infantil y juvenil trabajan tanto con libros de autores polacos como extranjeros.

BOP-poloniaValoramos la tradición tanto como la innovación, y aspiramos a dar nueva vida a los clásicos infantiles y revivir el trabajo de los mejores diseñadores gráficos de Polonia. También promovemos muchos talentosos jóvenes autores e ilustradores. Nuestra prioridad es publicar libros hermosos, inteligentes e ingeniosos y establecer el estándar para la publicación polaca.”



Estuvieron nominadas también:

Liels un Mazs (grande y pequeño)

Representando a Letonia
www.lielsmazs.lv

Liels un Mazs desde 2004 está enfocada en publicar literatura letona para niños y buenas traducciones. Las editoriales de pequeños países, que quieren enfocarse en producir su propia literatura suelen tener problemas de financiación, ya que lo que más vende en todas partes es el mainstream, o lo que dicta la cultura hegemónica. Para sortear estas dificultadas, Liels un Mazs involucra patrocinadores con el fin de garantizar precios accesibles y libros de buena calidad.

La forma de hacerse visibles a los lectores se basa en una actitud dinámica. “Los lectores no pueden aprender a querer algo que nunca se les haya ofrecido. Nuestro trabajo es proporcionar oportunidades, alternativas, opciones y movimiento. Trabajamos para ampliar el rango de percepción literaria con audiolibros, animación, música, proyectos multimedia, representaciones teatrales, juegos y festivales de libros.

Dijeron en el suplemento Kultūras Diena:

Es una gran satisfacción que Liels un Mazs haya sido fiel a su promesa de crear cada libro con un estilo propio, encargando el diseño a artistas talentosos muy diversos. Después de todo, es importante demostrar al niño que tendrá el libro en sus manos que las cosas se pueden hacer de diferentes maneras.

Varios de sus libros han ingresado a la lista de honor de IBBY, los más recientes: Los acertijos de The Fox Hill y Emma Gloria y The Red Book of Longing (2016).

 

 Mineditions

www.minedition.com
Representando a Alemania

Se trata de los editores de la artista ganadora del Andersen Petra Pacovska, lo que habla no solo de un gusto exquisito, del buen trato a los autores, sino también de la calidad y el riesgo con el que asumen la producción, ya que las obras de Pacovska requieren imprentas de altísima calidad y un trabajo con variedad de papeles que no es simple de enfrentar. Sus libros más recientes de Pacovska son: La niña de los fósforos, Número de circo y Pedro y el lobo.

Clavis

Representando a Bélgica
Catálogo: https://www.clavisbooks.com/wosmedia/1695/bologna_2017new.pdf

Los editores de Clavis se han propuesto una tarea magnífica: criar lectores. Y lo explican así.

“La forma en que los niños y niñas juegan cuando son pequeños a menudo indica cómo se comportarán cuando sean mayores y cómo cumplirán su papel en el mundo. Por esa razón, la educación es una de las piedras angulares de un mundo habitable. Mientras más pronto se adquieran las actitudes, más fuertes y firmes serán. Los libros para niños les permiten a los niños lidiar con sus emociones y miedos, estimular su imaginación, tener una idea de su propio comportamiento, comprender las relaciones entre las personas y la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto. Además, los libros para niños y su contenido estimulante crean un fuerte vínculo entre padres e hijos.

Este año cumplen 30 años de trayectoria, ¿será la clave para llevarse esta distinción?

 

Samokat

www.samokatbook.ru/en/
Representando a Rusia

Se han propuesto provocar el diálogo entre generaciones y desafiar los estereotipos. por eso Samokat promueve los mejores títulos europeos en Rusia. Así da cuenta su catálogo internacional, que presenta autores como Roald Dahl, Tomy Ungerer, Rotraut Susanne Berner, David McKee, Guus Kuijer, Ann fina, Daniel Pennac, Paul Maar, Maria Parr, Bianca Pitzorno, Annika Thor, Ulf Stark y muchos otros.

Su propuesta nace de una mirada sobre el mercado de la literatura infantil moderna en Rusia. Han notado que este está dominado por productos masivos, habitualmente no literarios.  Pero muy poca producción de exploración. Pocas editoriales se animan a proponer un catálogo más allá de lo ya probado. Y en ese punto nace Samokat.

“Samokat lleva a cabo con éxito la misión de educador: publica interesantes muestras de literatura infantil extranjera. Por lo tanto, la editorial tiene el estilo correcto, la perspectiva correcta y los principios correctos. Sin lecturas y sentimentalismo, los libros de Samokat les hablan a los niños sobre la vida y sobre el amor, la dificultad para encontrar su propia identidad y lo importante que es ser fiel a uno mismo. Incluso exteriormente, los libros Samokat difieren de la mayoría de los libros infantiles modernos: las portadas tienen un buen diseño y tienen su propio estilo reconocible.”
Olga Murgina, Biblioteca Infantil del Estado de Rusia, 2006


 

África

Jacana Media

Representando a la República de Sudáfrica

Publicamos lo que queremos” es el lema con el que te reciben en su web. Pero lejos de ser un proyecto antojadizo, son actores transformadores de su medio. Jacana Literary Foundation (JLF) es una organización sin fines de lucro que busca promover y fomentar la escritura de calidad en su región. A través de programas de financiación de proyectos, el JLF puede publicar literatura que de otro modo no se publicaría debido a su viabilidad comercial. “Nos damos cuenta de que es a través de la lectura y la escritura de obras creativas locales que las verdades de nuestras vidas se pueden contar mejor.”

Sostienen varios premios a través de los cuales descubren talentos.


 

Las cuatro editoriales nominadas junto con Jacana tienen una producción interesante y un perfil activo en sus comunidades. Uno de los puntos clave a observar en qué idiomas publican cada una.

Protea Boekhuis

www.proteaboekhuis.com
Representando a Sudáfrica
Esta editorial tiene toda su producción en la lengua africana.

Ruisseaux d’Afrique (Arroyos de África)

www.ruisseauxdafrique.com
Representando a República de Benin
Publican en lengua africana y francés.

Ruisseaux d’Afrique es una editorial de Benin, especializada en la juventud. Su producción también se centra en la presentación del arte africano y la vida en África. Es un podio de expresión para autores, artistas, ilustradores y pintores africanos. Las Editions Ruisseaux d’Afrique participan en varias redes de coedición panafricanas e internacionales.

Pero lo que más nos ha atraído es conocer que adicionalmente cuentan con una línea de coediciones solidarias donde los libros alertan y problematizan la actualidad de África y el mundo. Este año estuvieron invitados a participar institucionalmente de la feria de Bologna.

 

Boustany’s Publishing House

www.boustanys.com
Representando a Egipto

Se trata de una de las editoriales egipcias más antiguas, con más de un siglo de trayectoria. Fueron distinguidos por el Estado  egipcio como principales editores pioneros en el año 2000, mientras celebramos el aniversario de sus 100 años.

Su objetivo es que la lectura se convierta en un hábito y placer diario para todos los jóvenes. Hay que decir que no es la primera vez que integran este listado de nominados.

 

Sub-Saharian Publishers

subsaharanpublishers.com
Representando a Gana

Subsaharian Publishers se creó en 1992 para publicar libros infantiles sobre el medio ambiente. Por eso su lema es “mueres cuando muere el último árbol“. Uno de los hitos más significativos de su trayectoria fue la publicación de dos libros ilustrados de MehsackAsare: Sosu’s call y The magic goat. Sosu’s call ganó el Primer Premio de la UNESCO de Literatura Infantil al Servicio de la Tolerancia 1999 y pronto se convirtió en un éxito internacional.

Sub-Saharan Publishers es miembro de African Books Collective con base en Oxford, una iniciativa africana que comercializa libros africanos publicados en Europa, América y el resto del mundo.

 


Asia

Fukuinkan

www.fukuinkan.com
Representando a Japón

Cuando un profesional reflexiona sobre su tarea, la misma gana una nueva dimensión. Lo mismo ocurre cuando una editorial que trabaja en el sector de los libros para niños decide publicar libros y revistas que reflexionen sobre qué y cómo dar a leer a los niños. A poco de andar, la editorial japonesa Fukuinkan comenzó a publicar Haha no Tomo (Compañero de Madres), una revista sobre la crianza de los hijos.

Tres años más tarde darían comienzo a su colección de libros ilustrados más exitosa, Kodomo no Tomo (Compañero de niños), que lanza desde entonces un nuevo título al mercado cada mes. A esta serie le siguió en 1969 Kagaku no Tomo (El compañero científico), un libro ilustrado de no ficción mensual para lectores jóvenes.

Además de alentar el trabajo de creadores japoneses, un surtido de obras de autores extranjeros es traducido e introducido al mercado japonés por Fukuinkan, como por ejemplo Choo de Virginia Lee Burton o Los cuentos de Peter Rabbit de Beatrix Potter.

Cuando en el salón de entrega de premios de Bologna se anunció a Fukuinkan como ganadora, el rumor que recorrió la sala fue: “la editorial que publicó el libro Kiki: Entregas a domicilio, de la ganadora del Andersen Eiko Kadono”. Y en un día Kiki dejó de ser el personaje de la película animada de Miyasaki.


 

Esta vez quedaron en el camino editoriales de alto prestigio y proyectos interesantes.

Tamer Institute for Community Education

ww.tamerinst.org
Representando a Palestina

En Cultura LIJ ya hemos hablado anteriormente del Tamer Institute for Community Education, pero por su acción en la promoción de la lectura (Leer desde el contexto, La Bohemia, 2015). Tamer trabaja en Cisjordania y la Franja de Gaza, centrándose principalmente en niños y jóvenes y desarrollando alternativas y suplementos a la educación formal. Y debido a esta actividad fue ganadora del premio ALMA con anterioridad.

Cuando se fundó el instituto Tamer, había pocos libros infantiles palestinos. Hoy la organización ha publicado más de 130 títulos que han sido distribuidos a bibliotecas y centros de cultura en toda Palestina. La unidad editorial es crucial ya que existen dificultades para importar libros infantiles de otros países árabes. El instituto Tamer también patrocina la producción de un periódico juvenil, Yara’at, donde los jóvenes pueden publicar sus propias historias, poemas e imágenes.

Bear Books

www.bearbooks.co.kr/main/main.php
Representando a Corea del Sur

En sus propios términos, Bear Books “hace libros para niños que conectan el pasado, el presente y el futuro”. Sus colecciones abarcan desde el cómic y el álbum, hasta los libros de no ficción que llaman a reflexionar sobre la realidad. Y en esa labor, se distinguen por la búsqueda constante en términos de imagen, aunque conectados con la cultura tradicional coreana.

 

Tulika Books

www.tulikabooks.com
Representando a la India

Conviene estar atentos a los eslóganes de las organizaciones, ya que son muestra de un programa de trabajo y una expectativa de futuro. En el caso de Tulika este eslogan es “Muchas lenguas, muchas voces”. Y no es casual, la población india habla una gran variedad de lenguas. Publicar en más de una lengua es reconocerse multicultural y contra hegemónico. Así los libros se multiplican en inglés, hindi, tamil, malayalam, kannada, telugu, marathi , gujarati y bengalí, con el objetivo de hacer que más libros sean accesibles para más niños.

Y como es de coherente con esta postura, las obras ofrecen una gama de experiencias que son inclusivas y representativas de diferentes infancias, entornos sociales, culturas y contextos.

 

Zangak Publishing House

http://www.zangak.am/
Representando a Armenia

Así como en el caso de la editorial india era necesario tener en cuenta la cantidad de lenguas que se hablan en su tierra, en el caso de Zangak hay que contemplar el hecho de que el pueblo armenio está en diáspora desde hace un siglo y participa activamente en la vida científica y cultural de su pueblo, dentro y fuera de las fronteras de Armenia. Ya ha publicado más de 2000 libros.

La compañía colabora con diferentes editoriales y autores extranjeros que se esfuerzan por proporcionar a los lectores armenios los mejores libros del mercado internacional. La editorial “Zangak” es especialmente famosa por su literatura educativa y particularmente como editora de libros de texto.

Traduciendo a Asterix

Llegó a los quioscos una nueva edición de la saga de Asterix y reabrió polémica. Dos traducciones enfrentadas en un mercado acotado.

Asterix-No me peguen

Estamos hablando de un clásico de la historieta llevado a cabo por la dupla creativa René Goscinny y Albert Uderzo a lo largo de veinte años, más otro tanto con Uderzo en solitario tras la muerte de su compañero.

Estamos hablando de cerca de 40 álbumes traducidos a más de cien lenguas y con los que se han reído varias generaciones. Y cuya versión en castellano publicada en la década de los setenta en España creó cantidad de fanáticos en toda Latinoamérica.

Estamos hablando de Asterix, la historieta de corte histórico que ha sido para muchos una introducción al mundo antiguo. Pero también de una historieta que ha puesto en escena en tiempos de la Guerra Fría los conflictos a los que se enfrenta un imperio cuando ya no tiene rivales.

Leopoldo Kulesz creció entre Buenos Aires y París leyendo Asterix. Cuarenta años más tarde, devenido director de la editorial Libros del Zorzal, decidió cumplir varios de los sueños de su infancia y republicar en castellano la historieta, para lo que armó un proyecto –junto con editorial Planeta– y supo negociar con la editorial francesa Hachette.

Para esta nueva edición se propuso mejorar la traducción, siguiendo las reglas estrictas con las que Goscinny creaba el guion.

–La primera pasada de cada álbum la hice yo. Me impuse un ritmo sostenido, sin detenerme mucho ahí donde se complicaba más de la cuenta –principalmente cuando se trataba de juegos de palabras–. El resultado de esta primera pasada fue un archivo Excel por álbum, donde marcaba en verde los pasajes con los que no estaba muy convencido y en rojo aquellos que preferí ni tocar, para empezar a pensarlos nuevamente desde cero.
Esta primera pasada iba a Agustina Blanco, una traductora profesional, de mucha experiencia, con quien ya había trabajado en otras muchas traducciones. Agustina tiene la particularidad de que, además de conocer su oficio con fineza, no baja la guardia nunca. Agustina corregía y embellecía mi primera versión, a la vez que proponía opciones para lo que yo había dejado en rojo. El resultado de esta segunda pasada fue un Excel por álbum, muy prolijo, y con entre 10 y 20 cuestiones pendientes.
Y llamo pendientes las cuestiones que no nos parecían acabadas u óptimas. Aquí intervenían Valeria Cipolla y Carolina Uribe en la corrección de estilo y, por supuesto, sugiriendo libremente lo que quisieran. Lo fundamental en esta etapa fue no solamente identificar erratas, sino también controlar la coherencia. Por ejemplo, “Oh, César” va siempre con coma después del “oh”, o bien verificar que después de los puntos suspensivos haya siempre un espacio, etc.
De aquí, el Excel iba a Osvaldo Gallese, el diseñador, que dejó el alma en esto. Redibujó cada cartel, cada onomatopeya; imagínense el trabajo descomunal que fue eso. Osvaldo nos devolvía la primera versión del archivo ya armado sobre los dibujos de Uderzo.
Se sumó Federico Juega Sicardi para corregir las erratas que pudieran haber aparecido en el traspaso del Excel al pdf. Por supuesto, cada uno de los que ya habían intervenido también leían el pdf, pero siempre en cada etapa decidí agregar a un nuevo participante con la cabeza fresca.
Pasadas estas correcciones, el pdf fue a Andrés Jarach (amigo argentino que vive en Francia desde hace 25 años) y Stéphane Labro, amigo francés que vive en Argentina. Ambos profundos conocedores de Asterix y perfectamente bilingües. Su misión: detectar eventuales fallas de sentido en la traducción, comparando cuadrito por cuadrito con el original francés.
En paralelo, le tocó el turno a mi hermano Octavio y a Matías Attwell, filósofo y licenciado en letras respectivamente y ambos conocedores de civilización grecorromana y, por supuesto, del latín.
En esta etapa ya fueron quedando pocas cuestiones por resolver. Le pasamos la posta a Roberto Gárriz, autor de Libros del Zorzal, escritor de ficción y dueño de un sentido del humor fino y envidiable. Su misión: revisar los chistes y los juegos de palabras, proponer optimizaciones e inventar nuevos.
Última lectura: mi hija Amalia, de entonces 7 años, atenta y seria lectora.
De cada etapa, cada álbum salió muy mejorado.


Una cuestión de nombres

Asterix-Cleopatra-Traduccion-2

Sobre este tema, Cultura LIJ ya publicó una nota en la sección Con lupa en el momento en que estas nuevas ediciones salieron a mercado. En las historietas se ponen en juego especialmente una gran cantidad de cuestiones en la traducción, que incluyen todas las adecuaciones a contexto y cuidado del estilo del autor de la obra original, como en cualquier otra traducción; pero también en el caso del humor, el trabajo cuidadoso de traducir sentidos para sigan generando gracia y juegos de palabras donde el juego permanezca, como en cualquier otro texto humorístico. Y todo eso se refleja también en la parte gráfica, ya que en el caso de muchas onomatopeyas es necesario no solo traducirlas, sino redibujarlas en el espacio (Boom-Bum; Yahooo-Iujuuu).

–La construcción de los nombres de los personajes es un desafío porque cuentan algo acerca del personaje, son en sí mismos muchas veces un chiste. ¿En qué casos consideró necesario modificar los nombres con los que se habían dado a conocer los personajes en castellano?

–Los nombres los puse todos yo. Aunque luego de las sucesivas lecturas, algunos fueron criticados y cambiados. En algunos casos hasta acepté propuestas. Pero el poder de veto me lo atribuí, muy democráticamente.
Salvo Abraracurcix, Asuranceturix, Petibonum y Babaorum, aquellos nombres que no se acomodan a las reglas de Goscinny cambian. Edadepiedrix y Karabella dudé en si los cambiaba o no, pero bueno, cayeron en la volada y creo que mejoraron mucho.
Edadepiedrix, el anciano: la edición original lo llama Agecanonix, del francés “age canonique” (‘edad canónica’). Proviene obviamente de Edad de Piedra que, también obviamente, termina con “dra”, que no se “declina” naturalmente en “ix”. Lo llamamos Geriatrix. Notemos que en la traducción española a veces este personaje se llama Vegestorix, nombre que tampoco respeta las reglas de Goscinny.
Karabella, la mujer del jefe: la edición original la llama Bonemine, del francés “Bonne mine”, o sea ‘buen aspecto’. Preferimos llamarla Buenamina. Su diminutivo cariñoso en francés, “Mimine” pasa a “Mimina”.
En un detallado informe acerca de ambas traducciones que ha sido publicado en el sitio de la editorial, se sostiene que la traducción de los nombres de los personajes en la edición española no sigue ninguna lógica, mientras que Goscinny trabajaba –al igual que lo hizo Cervantes– expresando en el nombre una característica propia del personaje. Además, era estricto en la forma de generar los nombres: usaba una terminación específica para cada pueblo. Por ejemplo, para los galos, elegía palabras que terminan con “i”, “ique”, “isque” –en castellano “i”, “ico”, “ica”, “isco”– y reemplazaba esas partículas por “ix”; y para los bretones, los godos, los romanos, etc., tenía costumbres similares.

–¿La traducción española era mala por la calidad en sí o es que los criterios de traducción cambiaron?
–Con todo este asunto de la nueva traducción y que escribí un texto largo de porqué me parecía que había que cambiarla, puede parecer que encuentro algún interés personal en defenestrar la anterior. Nada más lejos. Le tengo mucho cariño a la anterior. Fue gracias a la anterior que pude conocer esta maravilla. Pero si me preguntan por qué cambiamos la traducción, tengo que decir la verdad: porque la anterior era horrorosa. Y otra cosa: mis críticas a aquella traducción no tienen nada que ver con que sea española, tiene que ver con que es muy mala. Y es mala en sí misma, nada que ver con criterios de traducción. Casi todos los globos tienen problemas, y no exagero.


Dos traducciones simultáneas en el Cono Sur.
¿Dos productos diferentes?

Asterix-Elquetejedix

La compra y venta de derechos internacionales de obras literarias siempre se hace teniendo en cuenta lengua y territorios. Una vez acordado esto, se firman acuerdos en forma exclusiva. Quien se sabe poseedor de los derechos de una obra tan imperecedera como la saga de Asterix y Obelix se encuentra en ventaja para negociar.

Diferentes tipos de ediciones son susceptibles de ser distribuidas y comercializadas a través de diferentes canales en los principales mercados del mundo, pero no parece esto factible en Latinoamérica, donde el mercado editorial no alcanza similitud con las cifras de población.

En 2014 Hachette negoció los derechos de Asterix a la dupla Planeta-Del Zorzal con la misión de reinstalar en Argentina la célebre historieta. Pero en este momento han comenzado a circular libros nuevos con la vieja traducción realizada décadas atrás en España.

–¿Cómo se definieron los territorios y los alcances de la edición para Planeta-Libros del Zorzal?

–Se firmó lo mejor que se pudo firmar: Argentina, Chile y Uruguay en cuanto al territorio. Exclusividad en librerías y no exclusividad en quioscos de diarios. Y el compromiso explícito de Hachette en cuanto a que no iban a competir con nosotros, sus clientes. Estuve ocho años para negociar esto y con Planeta decidimos lanzarnos. Entendimos que también nosotros teníamos que probar hacer un buen trabajo antes de pretender un contrato más amplio.

–Recientemente esta colección ha llegado en estos territorios a los quioscos de diarios y revistas. Pero no se trataría de una edición de ustedes. ¿Qué conflictos existen en este momento?

–En términos prácticos, lo que ocurrió fue que Hachette acaba de autorizar a Salvat a vender la otra traducción en quioscos en una operación puntual y bestial en volumen y publicidad. Nunca entendieron que este mercado no se puede compartimentar, no se la banca; los libros circulan y ningún distribuidor aquí anda preguntando si tiene derecho o no de vender en tal cual canal de ventas. Esa es la realidad. A pesar de que esto fuera comunicado a Hachette muchas veces, decidieron tomar la insólita decisión de competir con sus clientes. Y todo en nombre de una operación puntual.

Este conflicto entre partes ejemplifica como la circulación de una obra, de un autor, incluso de un personaje, la posibilidad de influenciar a una generación nueva de lectores, la forma en la que se construye el imaginario de una época, todo se ve influido por las espectativas de negocio y estrategias de penetración con que las editoriales trabajan para cada mercado.

A nosotros, lectores fascinados, no queda esperar que el cielo no se caiga en nuestras cabezas.

 

SM publicó su anuario de la producción de LIJ en Iberoamérica

El anuario de SM sobre la LIJ en Iberoamérica ya se encuentra disponible para descargar.

Anuario 2017 Iberoamericano de Literatura Infantil y Juvenil producido por editorial SM.
Anuario 2017 Iberoamericano de Literatura Infantil y Juvenil producido por editorial SM.

Como todos los años desde 2004, la editorial española SM ha publicado una nueva edición de su anuario de la producción de LIJ en Iberoamérica. Cada vez la editorial le encarga a un especialista por segmento un análisis del estado de la LIJ donde da cuenta de novedades y tendencias.

Para bajar el anuario 2017 seguir este link.

Como novedad, por primera vez se incluye también a Estados Unidos, y se hace un repaso del sector en Ecuador en los últimos veinticinco años.

Los responsables de analizar el panorama de cada uno de los países son: Carola Martínez (Argentina), Joao Luis Ceccantini (Brasil), Constanza Mekis (Chile), Beatriz Helena Robledo y Valeria Baena (Colombia), Leonor Bravo (Ecuador), Victoria Fernández y Jesús Marchamalo (España), Joan Portell Rifà (Libros en catalán), Isabel Soto y Xavier Senín (Libros en gallego), Xabier Etxaniz Erle (Libros en vasco), Carlos Sánchez-Anaya Gutiérrez (México), Jéssica Rodríguez López (Perú), Carmen Dolores Hernández (Puerto Rico), Dulce Elvira de los Santos (República Dominicana), y Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez (Estados Unidos).

Primavera literaria – Capacitación editorial en Buenos Aires

Jornada de capacitación para editores en Buenos Aires. #PrimaveraLit

14 Septiembre. Buenos Aires, Argentina – CMD
Jornada de Capacitación Opción Libros
Organiza: Programa Opción Libros. Gob. de la Ciudad de Buenos Aires


Programa:
10 a 12 hs. Publicaciones Digitales: Comprender para ofrecer una buena calidad de producto. Disertante: Julián Calderazi y Hernán Caratozzolo
13 a 15 hs. Audiencias digitales: Los libros y las conversaciones.
Disertante: Mariana I. Pellegrino
15 a 17 hs. Literatura interactiva: del enigma a la novela participativa.
Disertantes: Florencia Acher y Guillermo Crespi
Más información en la web del programa.
Email: infoopcionlibros@buenosaires.gob.ar // Tel.: 011-4126-2998

capacitacion_libros.jpg

Cuando el estado publica

La Biblioteca Nacional ha entendido que su intervención en garantizar la disponibilidad de obras y autores no podía quedar solo en la función de reservorio.

La Biblioteca Nacional ha entendido que su intervención en garantizar la disponibilidad de obras y autores no podía quedar solo en la función de reservorio.
¿Por qué una biblioteca publica? ¿Por qué su dirección ha sentido la necesidad de impulsar publicaciones tanto periódicas como libros y facsímiles? Dicen que a un editor se lo conoce por su catálogo, y si interrogamos el catálogo de publicaciones de la Biblioteca Nacional la respuesta a estas preguntas se materializa. La Biblioteca publica porque de algunas cosas solo puede ocuparse quien le incumbe la memoria cultural de los pueblos.

Primeros pasos

La Biblioteca Nacional sostiene desde hace bastante más de una década dos publicaciones periódicas: La Biblioteca, un semestral impreso con debates culturales profundos alineados alrededor de un eje por cada número. Y http://www.abanico.edu, una revista literario digital con seguidores en todo el mundo.

Ya en estos últimos años, la Biblioteca Nacional sorprendió recuperando la producción de las revistas culturales y literaria que fueron insignes en su época, como Contorno –dirigida por los hermanos Viñas– o Literal –mítica revista de los años setenta, dirigida por Germán García, Osvaldo Lamborghini y Luis Gusmán–.

También ha sido significativo el trabajo en recupero de la historia de la historieta en nuestro país, ya desde el cuidado en el acervo, como en la publicación de cuatro libros nacidos de la investigación de Judith Gociol Historietas Argentinas.

Y los chicos también

¿Entonces, qué debería publicar la Biblioteca Nacional para el público infantil? ¿Acaso la institución recibe a los pequeños, tiene un espacio específico? ¿Cómo se insertan los habitantes pequeños en esta línea de trabajo cultural?

Nuevamente será el catálogo el que hable. Quelonios es la colección de publicaciones pensadas para chicos de la Biblioteca Nacional. Los libros publicados hasta ahora tiene dos formatos: uno más grande, que incluye cuentos de autores argentinos, otro más pequeño donde se incorporan al mapa de la cultura de la infancia al menos un autor por cada país de Latinoamérica. Esta última propuesta tiene un lado muy interesante, ya que han elegido para hablar de Brasil a Clarice Lispector y para hablar de México a Elena Poniatovska, dos autoras que no son conocidas por sus libros infantiles claramente, pero que introducen de lleno al centro de la cultura de esos países. Por supuesto, como corresponde a la política lingüística liderada por el Museo de la Lengua, dependiente de la Biblioteca Nacional, los cuentos de autores argentinos hablan en argentino, los cuentos de los autores de cada país latinoamericano hablan en su versión local. No se allana ni –en términos mafaldiano- se pavimenta la lengua, sino que permanece con su grumosidad distintiva. Al fin y al cabo, en esos grumos se asienta la identidad de un pueblo.

Los libros circulan tímidamente por librerías, y se los puede solicitar en la distribuidora www.la-periferica.com.ar