Tres ensayos oportunos

Nos hemos quedado atrasadas con los libros de ensayo que han llegado a la redacción. Aquí la reseña de 3 libros muy interesantes.

Por Valeria Sorín

Nos hemos quedado atrasadas con los libros de ensayo que han llegado a la redacción. Estamos en deuda con autores y editores, pero sobre todo con ustedes queridos lectores. Es que son libros interesantes y no los divulgamos con la rapidez deseable para que corrieran a encontrarlos en las librerías.

  • Los grandes libros para los más pequeños (FCE)
  • Libros en vuelo (Comunicarte)
  • Infancia. ¿Para dónde van sus derechos? (Didot)

losgrandeslibros-joelleTítulo: Los grandes libros para los más pequeños
Autora: Joelle Turin
Editorial: Fondo de Cultura Económica (FCE)
Colección: Espacios para la Lectura
https://www.fce.com.ar/ar/libros/listado.aspx?cat=c&idCol=18

Este no es otro libro teórico sobre álbumes. Es un buen libro teórico sobre LIJ, con foco en álbumes.

Cuenta en la introducción Joelle Turin que lo que hizo posible la publicación en castellano de este libro fue la suma de encuentros inolvidables que sucedieron el México, Colombia y Brasil con especialistas latinoamericanas —Graciela Bialet, Rebeca Cerda, María José González, Alba Nora Martínez, Beatriz Molina, Dolores Prades, Claudia Rodríguez y Sandra Sánchez—. Y ese es el punto singular de este libro. El efecto del diálogo con otros colegas se nota.

Se nota en la bibliografía complementaria listada por país —con la esperanza de que los lectores latinoamericanos que lo deseen puedan seguir leyendo y estudiando con obras que se pueden conseguir y consultar—. Se nota en que no solo los libros citados y con los que se ejemplifica cada cuestión circulan en las librerías y/o bibliotecas de nuestros países, sino también en que muchos de ellos han sido o bien traducidos o bien primero publicado por editoriales latinoamericanas. Se nota en los álbumes

Los álbumes que tienen cabida en este libro tienen cabida en él debido a su tono acertado, a su aptitud para hablarle al niño (no para hablar del niño) en un diálogo fecundo en el que, por definición, cada quien considera al otro y respeta su libertad.” Esta cita encierra el eje central del libro, el objetivo de Turin es analizar obras fundamentales para acompañar a los niños en su crecimiento psíquico, cognoscitivo y cultural. Se hace un tiempo para pensar al niño en tanto humano y por lo tanto social. En la construcción de vínculos, o sea de sí mismo en relación.


LibrosenVueloTítulo: Libros en vuelo. Literatura, infancia y sociedad.
Compiladora: Lidia Blanco
Autores: María Jesús Bóveda, María Julia Cittá, Silvia Martínez Carranza de Delucchi, Viviana P. Keegan, Alma Rodríguez, Laura Slutsky y la misma Lidia Blanco.
Editorial: Comunicarte
Colección: Pedagogía y Didáctica
http://www.comunicarteweb.com.ar/fichaLibro?bookId=1313

Siete ensayos breves son reunidos en este libro singular. Cada autora ha tomado un tema o referente de la producción literaria para la infancia para analizar y seguir en detalle. Así la poesía como género primero será tomada por Martínez Carranza, pero sobre todo en tanto herramienta para el mediador en la tarea de construir lectores críticos y capaces de discernir valores estéticos e ideológicos en su acto de apropiación de la escritura. Bóveda preferirá observar de cerca una saga escrita por Márgara Averbach —Historia de los cuatro rumbos—; y similar camino adoptará Cittá, al poner el foco de su mirada en tres obras de Antonio Skármeta referidas al compromiso social en la historia reciente de Chile. Keegan opta por repensar las representaciones femeninas en la literatura infantil argentina, lo que es un tópico de actualidad en congresos y jornadas.

Y por supuesto el sólido ensayo de Lidia Blanco, en su línea habitual de trabajo, acerca de las narrativas que develan las construcciones sociales y su reflejo en obras literarias destinadas a la infancia. En su recorrido se releen personajes que atraviesan situaciones límite y deben buscar alternativas que los ayuden a resolver conflictos originados por situaciones de carencia.

Quisiera distinguir dos trabajos de esta compilación. El primero es el de Slutzky, quien revive la dramaturgia de Hugo Midón —una obra pasmosamente vigente— y buscará diferentes recursos para que la palpitemos: la voz de Midón en reportajes y su propia recopilación de voces de Carlos Gianni, Carolina Setton, Silvia Kanter, Joel Franz Rosell. El texto crítico respira, está vivo; al igual que la obra de Midón.

Después de que el Ministerio de Educación de la Argentina reeditó los libros publicados por el Centro Editor de América Latina para niños —las colecciones Cuentos del Polidoro y Cuentos del Chiribitil— en volúmenes especiales que distribuyó a las escuelas, se hizo necesario un trabajo crítico que permitiera a tanta joven maestra que por su mismo ciclo vital han perdido el contexto de producción original de las obras y por lo tanto están igual que los alumnos perdiéndose una dimensión en su lectura. Por eso comienza Rodríguez este ensayo con una cita de Lotman imprescindible: “entre texto y contexto hay algo en común”. Recordemos que estas colecciones del CEAL se distinguieron por romper los modelos de representación de la infancia, revalorizar el género fantástico y trabajar con ilustradores de vanguardia.


Infancia_DidotTítulo: Infancia. ¿Para dónde van sus derechos?
Autor: Emilio García Méndez
Editorial: Didot
http://www.edicionesdidot.com/

No han leído nada así antes.

Este no es un libro sobre LIJ, sino sobre derechos en infancias. Y sobre la forma en la que la ley modela las posibilidades de la infancia. Advierte sobre las trampas en las que podemos caer al tomar ciertos temas controversiales con ligereza. El control socio penal de la infancia en América Latina está entramado con los modelos adoptados por los acuerdos internacionales —Convención de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, por ejemplo—. Pero la aplicación en cada uno de nuestros países ha creado realidades muy diferentes.

Es un texto duro, cargadísimo de información, y de digestión lenta. No será fácil. Pero es nutritivo.

 

 

Los pantalones largos de Sancia

Va siendo tiempo de prestarle atención a la obra de Martín Sancia Kawamichi.

Por Valeria Sorín.

Va siendo tiempo de prestarle atención a la obra de Martín Sancia Kawamichi.

 

¿Qué hace falta para que un autor saque credencial definitiva de escritor de libros para chicos? ¿A partir de qué gesto los periodistas podemos dejar de decir que alguien incursiona en la LIJ para incluirlo definitivamente en cualquier listado especializado? ¿A partir de qué momento podemos abandonar los epítetos “joven” o “nuevo” para entender que su literatura puede ser tratada sin cuidados especiales ya que no los necesita?

 

Pantalones largos

Foto de Alejandro Meter
Foto de Alejandro Meter

Martín Sancia Kawamichi tiene 44 años; publicó 2 novelas negras para adultos (Hotaru y la más reciente Shunga) por las que recibió premios y aplausos de especialistas;  y varios libros de narrativa para el público infantil: Breves historias de animales sabrosos, engreídos, enamorados, malditos, venenosos, enlatados, tristes, cobardes, crueles, espinosos… (y otras historias) en Sudamericana y  25 tarántulas en Galerna; su novela Los poseídos de Luna Picante fue finalista del premio Sigmar, que este año finalmente ganó con Todas las sombras son mías, donde despliega todo el buen oficio del policial negro.

Insisto: ya no tiene sentido tratarlo como a un recién arribado.

 

La razón de un premio

Todo este caudal de palabras nace del efecto de leer Todas las sombras son mías, un libro muy merecedor de distinguirse. Y reviso este concepto para darme cuenta que hacen falta más premios en literatura infantil que den posibilidad de que se presenten y sean leídos por las editoriales nuevos autores.

Horacio Convertini ha sido otro ganador en años recientes del premio Sigmar, un escritor afilado, que maneja la lengua y tiene el oficio de la escritura diaria periodística. En cierto momento, comenzó a enviar a concursos las novelas que tenía reservadas para su círculo íntimo con enorme éxito −gana los concursos Guijón, Bang y Azabache en novela negra y el Sigmar en infantil−, para placer de los lectores que de esta forma se multiplican. Este año, un magnífico cuento para jóvenes de Convertini fue publicado en la antología En la largada por Salim editores.
Recomendación de lectura

Todas las sombras Sancia 2.jpg

Pero volvamos a Sancia y a su novela.

Todas las sombras son mías comienza cuando un niño de perfil abusador llega al colegio y en breves días logra dominar toda la escena. Lo cierto es que algo produce en los demás que logra aterrarlos y dominarlos. Incluso nuestro joven protagonista tendrá sueños premonitorios, caminará dormido, robará bebés, todo bajo su influencia. De nada, sin embargo, se lo puede acusar al instigador, y sin embargo parece tan claro que es él quien le susurra a cada cual… La cumbre de la tensión llega cuando logra que todos sus compañeros asistan a su casa para lo que será un pijama party de terror.

La trama crece en tensión dramática y, aunque deja el final abierto, no desilusiona. El miedo se construye en la complicidad de los pensamientos oscuros que invaden al protagonista, pero que nunca se vuelven completamente explícitos. Deja así espacio para que salgan a jugar nuestros propios monstruos.

Cultura LIJ Digital Agosto 2016

Ya salió.
Ya la podés leer.
Ya la podés bajar.
Ya la podés compartir.

En este número:

  • Mónica Rodríguez rescata obras donde sus personajes planean viajes, mudanzas o exilios en busca de encontrar lugares más habitables y más justos.
  • Valeria Sorín entrevistó a Paulo Valente, autor de una de las novedades más interesantes que se presentaron en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires: El león ya no quiere rugir, publicada por Corregidor.
  • Carmen del Faro pone el foco en la lectora atrapada en plena avenida.
  • Mell Brites, editora e investigadora brasilera, analiza la obra para niños de Clarice Lispector.
  • Natalia Porta López se propone repensar qué significa dar de leer, en serio.
  • Valeria Sorín reseña el libro Para comerte mejor, de Ximena García.
  • Daniela Azulay dirige su mirada a las intervenciones literarias en el aula y acerca la experiencia de Verónica Donati.
  • La tapa de este número es de Eva Bruges.

 

Scripta Manent

Para adentrarse en la historia de la lectura.

Leer más “Scripta Manent”

Con los pelos de punta

Una apuesta potente dentro de un género que nunca pierde vigencia.


Leer más “Con los pelos de punta”