Categoría: Brevísimos

¿Por qué ser docente hoy? Como diría Alan Badiou hablando de lo que es una vida verdadera: “porque es un regalo peligroso que la vida nos hace.” El auténtico docente es hoy y siempre, ante todo, un intelectual que piensa y crea pensamiento con lo que cada época le provee, y en ese juego abierto entre la intelectualidad del docente y la intelectualidad del alumno se trabaja justo en el indicio de que algo no cierra por completo, allí donde se mantiene una cierta fisura y donde ese “algo” que ya está en el sujeto -sujeto alumno y sujeto docente- y también está más allá de él, eso que no se consigue simbolizar por completo, se convierte en conocimiento.

Creo, sinceramente, que el trabajo con el pensamiento nos salva en alguna medida de la sensación o sentimiento de fatalidad.

Teresa Rodríguez. Tres Arroyos, Buenos Aires, Argentina. Profesora de Lengua y
Literatura. Con desempeño en Educación Secundaria, Educación Terciaria y como
Inspectora de Área de Secundaria.

Aside

Por Pata Martínez

CV: Maestra de sexto y séptimo grado. Escuela Pública N°15 D.E. 14, Ciudad de Buenos Aires.

Yo creo que Satoshi no me escucha nunca, que lo que digo no le importa, que le interesa NADA cada una de mis propuestas.
Hoy leímos una entrevista a Guido, el nieto restituido de Estela.
Me detuve en muchas frases del relato, en muchas.
En eso veo a Satoshi que hace algo en el margen de la hoja.
–¿Qué es ese dibujo?
–Un piso de cristales rotos a sus pies.
Yo no me había detenido en esa frase. Con esas palabras definió la periodista a Guido al momento de la entrevista. Sí, Satoshi escucha. Y más de lo que escolarmente nos muestra. Escucha mientras intenta descifrar el mundo en dibujitos.