Diálogo de titanes

 Un encuentro intenso entre Brasil y Argentina, Marina Colasanti y Liliana Bodoc se cruzaron en Buenos Aires.

 

Loqueleo y Santillana realizaron en Buenos Aires un encuentro para 200 personas donde hubo un cruce entre las miradas de Liliana Bodoc y Marina Colasanti. Sus conferencias iniciales tienen títulos que parecen divergentes; Cuentos de hadas, reales y necesarios como los lobos fue la propuesta de la autora brasileña; El tiempo y el lenguaje, diálogo de titanes, la de la argentina. Sin embargo, el tiempo espiralado del retorno eterno pero siempre diferente del que habla Bodoc es propio de la cultura oral. Así el espectador se podía deslizar hasta el análisis sobre los cuentos de hadas, sobre todo Caperucita Roja, y seguir a Colasanti hablando de la figura del lobo como el lado salvaje de todo. “Para la vida en sociedad, aprendemos a recoger las uñas y bajar los labios sobre los dientes”, diría.

El evento estuvo coordinado por el especialista en literatura infantil (y sobre todo en cuentos de hadas) Carlos Silveyra. Sagaz lector, supo guiar a ambas autoras para exprimir su riqueza en un intercambio valioso.

Marina Colasanti 1.jpg

La mesa chica

Al día siguiente, medios especializados fuimos invitados a un desayuno más íntimo con las autoras. Extraordinariamente estuvieron presentes tres colaboradores de Cultura LIJ: Diego Javier Rojas, Daniela Azulay y Valeria Sorín.

Compartimos con Ariel Marcel de radio de Tinkuy, encuentro con libros el asombro ante los textuales de calidad que brotaban sin parar de la boca de ambas autoras. Para atesorar, les transcribimos aquí varias de esas delicias.

Bodoc, textuales

“Nostalgia es lenguaje más tiempo”.
“La mirada infantil es generadora de literatura”.

Colasanti, textuales

“La sociedad busca contener y disfrazar el lado salvaje”.
“Soy hija de la historia, la contemporaneidad es solo una parte de mi vida”.

Consultadas acerca del regreso de los tópicos de la cultura popular en la literatura de todos los tiempos, Bodoc se centró en hablar de la dimensión social del mito. “Los tópicos –dijo– son símbolos que se resignifican, núcleos de sentido que vuelven y vuelven”. Pero se sorprendió ante la pregunta de la periodista que señaló que la protagonista de su última novela –Elisa, la rosa inesperada– puede pensarse como una caperucita del siglo XXI.

Bodoc-Liliana

Marina Colasanti insistió con la idea de los ciclos que vivimos permanentemente: las cuatro estaciones, las edades del hombre –infancia, juventud, adultez, vejez– para decir que del tiempo hablamos repetidamente. El tiempo es, a su entender, una ronda.

Colasanti dejó caer algunas nociones sobre obra, propósito del autor y construcción del lector que fueron realmente interesantes. Por ejemplo, dice Colasanti que su objetivo autoral es que su obra sea leída como un todo, sin distinciones. Así sus títulos “para adultos” deberían ser leídos de los que tienen destinatario infantil; los de teatro con la poesía, con la narrativa, con…

Comentó también que ella que ha leído todos los días percibe su biografía lectora como un queso suizo, lleno de agujeros. Confiesa que no ha leído a Monteiro Lobato, por ejemplo. Y comentó que no siempre termina los libros, porque no son las tramas su foco de interés como lectora. Ella sigue un libro hasta entender qué le quiere decir ese autor con ese texto.

Sobre su biografía lectora, Liliana Bodoc agrega que su paso por la universidad fue un ordenador de su camino lector, al menos hasta cierto punto. Ya que una cursada de literatura inglesa no suele abarcar toda la literatura inglesa. Al leer, uno intenta perder la angustia de todo lo aún pendiente, por lo menos hasta la próxima visita a la librería. En todo caso, con los años uno va cambiando su manera de leer.

Testimonio de Diego J. Rojas acerca del encuentro

Testimonio de Daniela Azulay acerca del encuentro

 

El espacio entre nosotros

Como señaló María Fernanda Maqueira, alma mater de esta reunión, no es simple en los tiempos que corren hacerse el tiempo y el espacio para darse cita en este tipo de eventos. Tal vez por eso, si bien fuimos a escucharlas, hubo muchos aportes interesantes de los colegas presentes y una sabrosa discusión entre miradas complementarias acerca de la lectura y literatura.

Ahora nos queda la posibilidad de seguir leyéndolas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: