La lengua y la raya

Por Norma Castellano

Rayas medias que separan textos, rayas largas que introducen voces, rayas cortas que silabean palabras. El buen uso de la raya en la lengua de Cervantes.

La raya es un signo de puntuación que se representa mediante un trazo horizontal (–) y que no debe confundirse con el guion (-). Suele generar dudas a la hora de utilizarlo, ya sea por los casos de uso, ya sea por las correcciones que nos “sugiere” el corrector automático del Word. Hoy vamos a intentar aclarar algunas cuestiones fundamentales.

Lo primero que debemos hacer es distinguir si la empleamos como signo simple o doble. En este último caso, siempre habrá que escribir dos rayas: una de apertura y otra de cierre. Si, por el contrario, la utilizamos como signo simple, escribiremos una sola.

(dos rayas)

La función de raya como signo doble es encerrar un segundo discurso; es decir, indica que el texto que queda aislado entre rayas no es una parte central del mensaje, sino un discurso secundario. En estos casos, las rayas se escriben pegadas a la primera y a la última palabra del segmento textual enmarcado y separadas por un espacio de la palabra que las sigue, pero si lo que sigue es otro signo de puntuación, no se deja espacio de separación.

Para él la fidelidad —cualidad que valoraba por encima de cualquier otra— era algo sagrado.

Esperaba a Emilio —un gran amigo—. Lamentablemente, no vino.

 

­—Una raya sola.

El caso más común de uso de raya como signo simple es el de introducir cada una de las intervenciones en un diálogo sin que sea necesario mencionar el nombre de los interlocutores. Estas rayas simples siempre se escriben pegadas a la palabra o al signo que las sigue.

—¿Cuándo venís?

—¡Qué calor!

Aquí es donde el Word nos realiza una sugerencia que debemos desoír: aunque nos mate la curiosidad de saber por qué nos aparece un subrayado verde debajo de la raya y comprobemos que si agregamos el espacio la raya desaparece, nunca debemos caer en la tentación de creer que el corrector automático sabe más que nosotros.

 

Una raya escondida

Los teclados de las computadoras suelen no traer como carácter predeterminado la raya larga del diálogo, ni el guion medio que habitualmente suplanta a los paréntesis. ¿Cómo recuperarlos en nuestros documentos digitales?

Si la computadora tiene teclado numérico adicional, hay fórmulas para sacar la raya de su escondite.

  • Raya larga de diálogo: Alt + Ctrl + signo menos (—)
  • Raya media: Ctrl + signo menos (–)

Si no hay teclado numérico, en la pestaña “Insertar”, ir a “Símbolos” y buscar en la etiqueta “Caracteres especiales”.

 

 

  One thought on “La lengua y la raya

  1. agosto 11, 2017 en 9:54 pm

    gracias, muy útil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: