Criterios de selección de literatura para la escuela secundaria

Por Prof. Fabiola Etchemaite – Universidad Nacional del Comahue.

A partir de una investigación de reconstrucción del corpus de textos para la escuela secundaria, la autora ha indagado acerca de los criterios que subyacen a su elección. Nos lleva a discutir otra vez la necesidad de seleccionar para enseñar… enseñar literatura.

 

Este artículo constituye un resumen de los informes finales de las investigaciones “Ficción de ficciones. El canon literario en la escuela secundaria” (2012 y 2016) dirigidos por la Mg. María Dolores Duarte y codirigidos por mí. En el primero de ellos, nos focalizamos en el Ciclo Básico y en el recientemente finalizado, en el Ciclo Superior. Reconstruimos el corpus de textos que se seleccionan en la escuela secundaria en nuestra región e indagamos acerca de los criterios que subyacen a su elección. Presentamos aquí un breve análisis de las entrevistas realizadas a docentes en torno a las diversas razones que se entrecruzan a la hora de definir las obras propuestas a los estudiantes.

En el Ciclo Básico, la mayor parte de los docentes consultados tenía en cuenta:

  • Gusto de los estudiantes: este criterio refiere a la identificación del lector, los temas actuales y la facilidad de la lectura. Lo que los estudiantes leen, terminan de leer, comentan es lo que sienten más cerca y lo que han comprendido, incluso en términos de lenguaje. Búsqueda de determinados efectos pragmáticos cercanos a los propuestos por la industria del entretenimiento.
  • Textos que “funcionan o que no provocaron rechazo cuando fueron propuestos por primera vez y las actividades y evaluaciones resultaron exitosas.
  • Géneros literarios: responden a la documentación curricular que prescribe –según el año– la lectura de textos policiales, maravillosos, fantásticos, etc. Prima la narrativa; la poesía y el teatro aparecen muy esporádicamente.

En cuanto a los criterios de selección de los docentes del Ciclo Superior, en su mayoría, coinciden en:

  • Textos del canon argentino que deben leerse en este período. Se nombran subgéneros (fantástico, policial, realista) y se suman formatos nuevos como, microrrelato y libro álbum.
  • Gusto personal del docente –ya no del estudiante– que cruza todas las elecciones, canónicas y alternativas, pasadas y ultrarrecientes, autores u obras latinoamericanas, argentinas, actuales o pretéritas.
  • Temas interesantes: se trata un lector con quien se habla de temas serios, de grandes, casi de igual a igual. Temas que los docentes atribuyen unívocamente a los textos; fundamentalmente los de la agenda actual: dictadura, problemáticas de género, trata de personas, alteridad, utopías, inmigración, identidad, holocausto, violencia política, otredad; y también temas clásicos, como el héroe, el amor, los viajes.

Ambos grupos de docentes coinciden en el poco o ningún peso, en sus decisiones literarias y didácticas, de los currículos provinciales y nacionales y de la formación universitaria (de la que rescatan los textos canónicos y las líneas teóricas). Influyen sí, y mucho, finalmente, dos dispositivos: el canon accesible y las condiciones institucionales.

El canon accesible se encuentra entre colegas lectores, en la web y –mayoritariamente– en las bibliotecas escolares. Todos los entrevistados se refirieron a la dotación de libros de los diferentes planes nacionales de lectura. Allí han encontrado, en cantidad suficiente, los clásicos y los nuevos formatos, y libros caros que no hubiesen podido conocer ni comprar ellos ni sus estudiantes. Pero, dicen, los docentes no tienen tiempo para leer, o no saben dónde están o las cajas siguen cerradas y escondidas. Pocas escuelas, parece, han sido capaces de sacarles el jugo a las famosas cajas.

Este criterio también involucra un importantísimo número de textos breves que presentan los manuales. Estos dispositivos didácticos, que históricamente constituyeron la base bibliográfica del alumno, hoy determinan los contenidos para enseñar y fijan agenda en materia de lecturas literarias. Casi la totalidad de los manuales, así como la mayoría de las colecciones de títulos publicados para la escuela, pertenecen a grupos empresariales de magnitud intercontinental cuyas estrategias de promoción estarían determinando la conformación de un nuevo canon mercantil (Duarte, 2012).

Y esto nos lleva directamente a las condiciones institucionales que, más que criterio o tamiz, funcionan como estructura, en el peor sentido de la palabra. El peso de lo institucional se expresa claramente en el poco espacio de discusión entre pares y en las decisiones de las escuelas. Pocas veces participan en la confección de los proyectos institucionales o del Plan Lector. Muchos entrevistados explican que, cuando llegaron a la escuela, los programas ya estaban allí. El trabajo suele ser solitario y, cuando hay acuerdos, se engranan más por cuestiones burocráticas que literarias.

Nos interesa formular, por otra parte, algunas conclusiones generales en torno al canon literario en la escuela media en nuestras provincias de Río Negro y Neuquén, y que creemos pueden ser generalizables a otras geografías. En primer lugar, es necesario redefinir el canon escolar como un conjunto de obras “que por tradición, accesibilidad o imposición curricular/editorial, se lee en la escuela durante un tiempo” y que posee un carácter híbrido, transhistórico, efímero y fuertemente condicionado por el mercado editorial. Su carácter canónico solo implicaría que tales textos son reconocidos por los docentes y su vigencia temporal es relativa (Duarte, 2011).

En la configuración del actual canon escolar de la escuela media, se advierte la falta de direccionamiento por parte del Estado, el cual, a través de la documentación curricular, debiera proveer al docente de algunos lineamientos orientativos en materia de lecturas literarias. Su alejamiento no indicaría mayor libertad de elección por parte del profesorado, ya que el espacio que las autoridades educativas dejan vacante está siendo ocupado de manera progresiva y contundente por las corporaciones multinacionales que en el país –Argentina– casi monopolizan el mercado del libro escolar. Sostenemos entonces que en el canon escolar se advierten formas sutiles de recolonización que posiblemente estén afectando la construcción de las subjetividades juveniles (Duarte, 2012).

Apreciamos con sorpresa la ausencia de criterios específicamente literarios, tales como la condición literaria de las obras, su carácter abierto y polisémico, el lenguaje poético, el carácter de la trama, etc. Advertimos también una muy escasa consideración hacia el género poético o hacia la variadísima producción de obras teatrales.

En fin, que a diferencia de hace 30 años, cuando discutíamos si seleccionar implicaba censurar, dejando atrás la discusión por la pedagogización y el didactismo, ahora es necesario discutir otra vez la necesidad de seleccionar para enseñar, que es lo parece que no está sucediendo: enseñar literatura. ¿Son los temas tratados, el gusto, lo canónico y lo posmoderno, lo accesible, los contenidos de Literatura en la escuela secundaria? ¿Dónde están la ficción, el extrañamiento, la metáfora, la función poética del lenguaje, la dimensión estética, la sorpresa y la maravilla de la literatura? ¿Esas entradas a los textos forman un lector de literatura, un lector crítico, un lector con todo lo que ello implica? ¿No serán estas las preguntas las que debamos hacernos al elegir las obras que proponemos en las escuelas?

Como en toda investigación, quedan algunas certezas, pero sobre todo, muchísimos más interrogantes. Ojalá podamos seguir preguntándonos, que las preguntas, las de verdad, son los trampolines del pensamiento y de la acción.

Por Prof. Fabiola Etchemaite – Universidad Nacional del Comahue

CV: Profesora en Ciencias de la Educación, especialista en Investigación Educativa y especialista en Proyectos Sociales. Docente en la Universidad Nacional del Comahue desde 1986. Integra el Ce.Pro.Pa.LIJ desde su creación, donde realiza actividades de extensión e investigación. Dicta las cátedras de Literatura Infantil, Formación de Lectores y el Seminario de Investigación Educativa en la Facultad de Ciencias de la Educación. Ha participado y organizado innumerables jornadas, encuentros y congresos. Ha dictado y recibido múltiples cursos de la especialidad y ha publicado numerosos artículos en revistas especializadas y en actas de congresos. Es coautora de Entre Libros y Lectores I y II, y de Más libros para más, de la Biblioteca Nacional.

 

 

Referencias bibliográficas

Cella, S. (Comp.). Dominios de la literatura. Acerca del canon. Ed. Losada. Buenos Aires, 1998.

Duarte, M. D. “Visitantes al país del nunca jamás. Consideraciones en torno al canon escolar”. Revista El toldo de Astier. Propuestas y estudios sobre la enseñanza de la lengua y la literatura. Año 2, Número 3. ISSN 1853-3124, Fahace, Univ. Nac. De La Plata, 2011.

Duarte, M.D. “Informe Final del Proyecto de investigación Ficción de ficciones: el canon literario en la escuela secundaria”, Cipolletti, FaCE, UNCo, 2013.

Duarte, M.D. “Informe Final del Proyecto de investigación Ficción de ficciones: el canon literario en el Ciclo Superior de la escuela secundaria”, Cipolletti, FaCE, UNCo, 2016.

Etchemaite, L. F. “El canon es un caos por descifrar” I Jornadas Latinoamericanas de Humanidades y Ciencias Sociales. X Jornadas de Ciencia y Tecnología de la Facultad de Humanidades. U. N. de Catamarca, 2016.

Fowler, A. “Género y canon literario” en Garrido Gallardo (comp.) Teoría de los géneros literarios. Madrid: Arco Libros, 1998.

Sullá, E. (Comp) El canon literario. Madrid: Arco Libros.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: