Juegos, juguetes y regalos

Por Mónica Rodríguez


A la luz de una vela

En Lautaro y la sombra, de José María Gutiérrez y Pablo Zweing, el protagonista ya no se divierte con sus juguetes. Le parecen viejos y aburridos. Un imprevisto corte de luz le permite a Lautaro descubrir una nueva compañera, oscura y divertida. A la luz de la vela, sombra y niño tejen juegos, complicidades y hasta desencuentros. Se cuidan mutuamente y se acompañan. Las ilustraciones del libro permiten que los lectores repongan la historia y se identifiquen con el protagonista.

¿Qué será? ¿Qué no será?

Isol narra su obra Un regalo sorpresa con palabra e imágenes. A Nino le falta solamente un día para cumplir años. Está solo en la casa e, inesperadamente, encuentra el futuro regalo. La pregunta ¿qué será? le ocupa toda la cabeza. ¿Será algo que deba abrirse inmediatamente? Sabe que es liviano, sabe que no hace ruidos. Empieza a jugar imaginando lo que no será el regalo. En pleno debate consigo mismo, regresan los padres y tiene que acostarse sin haber resuelto la intriga.
A la mañana recibe el regalo misterioso: un libro de cuentos. Se decepciona hasta que descubre que el libro puede encerrar muchas cosas. La ilustración permite ver lo que Nino piensa, espera, encuentra y siente.

De barcos y zuecos

La carabela, cuento de Enrique Banchs, también trata de un cumpleañero. Se le hizo largo el año a Juan Carlos, el protagonista. El tío le fue anunciando semana tras semana y mes a mes cómo avanzaba la construcción de la carabela que le entregaría en su cumpleaños. Le relataba el trabajo y la fineza de los materiales.
Llega el día soñado y Juan Carlos recibe el regalo prometido. Con el regalo vienen los consejos: no tocarlo, no mojarlo, no abrir los ojos de buey, no… Unos días después, jugando con sus amigos, el nene descubre la felicidad de hacer flotar un zueco en el agua, no tan primoroso, pero más divertido que el regalo del tío.

Para creer    

Papanuel nos permite jugar con el mítico repartidor de juguetes. Graciela Cabal presenta a los Cardoso y Pablo Prestifilippo los dibuja. El papá de la familia es el Papanuel del barrio. A pesar del traje remendado, él reparte alegrías para todos. Una Navidad que, parece, será más triste y menos regalada, la familia recibe una visita distinta, con regalos para grandes y chicos. Todas las ilustraciones evocan el espíritu navideño que tanto en las imágenes como en el diseño de las páginas. Quienes no crean en Papá Noel deben leer este cuento (y escribirle una carta cada diciembre).

ARCHI_104985.jpg (640×340)

Un juego en blanco y negro

Sergio Kern es el autor de Vengo a comerte. Este relato también trata de juegos. El escenario principal es un tablero de ajedrez. Las piezas cobran vida: algunas se miran, se atraen y se buscan. Y cuando parece que sucederá el encuentro, alguna se la come y la saca fuera del tablero. Todas juntas se rebelan y vuelven a sus lugares, descontrolando la partida y el carácter de los jugadores. Se hace realidad la famosa frase “patear el tablero”.
La literatura se nutre de los juegos. Y los juegos infantiles, de la literatura. Esta relación recíproca los hace crecer. Salud a los juegos y los libros que nos acompañaron, nos acompañan y acompañarán a todas las infancias por venir.

Corpus

  • Banchs, Enrique. Cuentos para sonreír y pensar. Buenos Aires, Guadalupe, 1994.
  • Cabal, Graciela y Prestifilippo, Pablo. Papanuel. Buenos Aires, Sudamericana, 1992.
  • Gutiérrez, José María y Zweing, Pablo. Lautaro y la sombra. Buenos Aires, Emecé Editores, 2004.
  • Isol. Un regalo sorpresa. México, Fondo de Cultura Económica, 1998.
  • Kern, Sergio. Vengo a comerte. Buenos Aires, Sudamericana, 1990.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: