Programa de lectura con corazón de poeta

Por Verónica Cantelmo

Libro Club nace en 1998 de la iniciativa del poeta mexicano Alejandro Aura para promover la equidad en la distribución a los bienes culturales.
La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México tiene como uno de sus objetivos fundamentales, la promoción cultural a través de la lectura. Por este motivo, en 1998 el poeta Alejandro Aura, entonces titular de la entidad, ideó el Programa Libro Club, un sistema de eslabones abiertos a la comunidad que persigue la distribución equitativa de los bienes culturales, especialmente de los libros, entre todos los habitantes de la Ciudad.
“El Libro Club es un espacio para leer, compartir libros, experiencias, lecturas e ideas. Es un lugar en donde las personas participan en sesiones de lectura en voz alta, narraciones, cuentacuentos, juegos, dinámicas, talleres y sobre todo préstamo de libros a domicilio. Existe una gran oferta de pláticas, presentaciones y conferencias como lo son los ciclos de charlas Para leer a…, que consisten en invitar a un escritor de amplia trayectoria a compartir sus obras y experiencias con el público”, nos cuenta Estrella Sosa, Promotora Cultural de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Ella relata que además de estas actividades, en los libro clubes se realizan Tertulias literarias, que consisten en la reunión y el intercambio entre los socios y usuarios de los clubes con autores, editores y responsables de cada sede. Otro de los ciclos es el Sobremesas literarias, que combinan el arte culinario de México con la literatura. Sosa especifica que todas estas propuestas son gratuitas y que no requieren la realización de ningún tipo de trámite.

El programa tiene presencia en todos los puntos de la enorme ciudad de México. Y pone énfasis en las zonas menos favorecidas, aquellas donde el acceso a la lectura es dificultoso y la oferta de propuestas culturales es escasa, por motivos diversos. Mediante este sistema se ha logrado incrementar los lazos entre los habitantes de una misma comunidad y elevar los índices de lectura de manera significativa.

Abrir puertas para expandir horizontes

Actualmente, el programa cuenta con 396 clubes que se localizan en espacios variados que abarcan desde la vía pública hasta hospitales y domicilios particulares. Esta iniciativa se sostiene y multiplica, gracias a aquellos habitantes de la ciudad que de manera voluntaria desean promover la lectura entre los miembros de su comunidad, y con ese objetivo se ponen al servicio del programa; todo ciudadano que así lo desee puede convertirse en titular de uno de estos centros.

La instalación de un Libro Club supone el cumplimiento de una serie de pasos, que incluyen la presentación de un proyecto ante la Secretaría de Cultura en el cual se justifiquen los motivos de la solicitud, una inspección posterior por parte de esa entidad en la que se evaluará la amplitud de la sede y el fácil acceso a ella para la comunidad cercana.

Cumplidos estos pasos, el Responsable deberá asistir al Taller de Instalación de Libro Club, donde recibirá la información necesaria para el manejo del mismo y podrá nutrirse de la experiencia de otras personas que han instalado clubes previamente. “Ya terminado el Taller de Instalación, el último paso para que un libro club pueda ser inaugurado, es la entrega del acervo. La Secretaría de Cultura le entrega a cada libro club nuevo un acervo semilla, que contiene libros de todos los géneros”, relata Estrella.
Luego los acervos crecen gracias a las donaciones que reciben de su comunidad. Finalmente se realiza un evento simbólico en el que se convoca a todos los vecinos y gente que vive alrededor del Libro Club para que conozcan el programa y participen en las actividades que la sede les ofrece.

 Trabajar en equipo

El Programa Libro Club es una iniciativa estatal, puesto que nace y es impulsada por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México; sin embargo, funciona de manera conjunta con los ciudadanos, que son quienes de manera voluntaria y desinteresada atienden cada una de las sedes activas. Estrella Sosa afirma que “el programa surge bajo una visión incluyente, en el marco de un gobierno progresista y de vanguardia como lo es el gobierno de la Ciudad de México, desde donde se considera asegurar a los ciudadanos el disfrute de la cultura y de sus componentes en condiciones de igualdad, dignidad humana y no discriminación, es decir se trata fundamentalmente de fomentar el ejercicio de un derecho humano que es el derecho a la cultura”.

Además de la presencia estatal y de los vecinos que toman la posta de esta propuesta, es fundamental la colaboración de aquellos autores y editores que contribuyen con entusiasmo para enriquecer las experiencias de los asistentes. Por otro lado, como en todo emprendimiento, la respuesta positiva de la población es decisiva para la expansión y continuidad de los Libro Clubes. “El éxito del Programa es proporcional a la aceptación y participación de la gente en el mismo; se procura darle prioridad a las solicitudes en donde los Libro Clubes estarán instalados en zonas de marginación o de poca oferta cultural y de esta manera se facilita el acceso y acercamiento a la lectura a la población vulnerable o de bajos recursos. La respuesta ha sido positiva, se han cumplido los objetivos del programa”, asevera Sosa.

Inversión y difusión cultural

En 2014 tuvo lugar en la Ciudad de México el Encuentro de Libro Clubes, destinado a detectar las necesidades y demandas de las sedes activas.

ntre los requerimientos más sobresalientes se destacaron la necesidad de capacitación y profesionalización del fomento de la lectura, la dotación de los acervos, la intercomunicación y apoyo entre ellos y la importancia de contar con estrategias adecuadas para dar a conocer la localización y actividades vigentes de las sedes.

En respuesta a estas inquietudes, se ha impartido dos veces el Diplomado de acompañamiento y mediación de los procesos lectores, como así también diversos talleres como narración oral, lectura en voz alta y creación literaria, con el fin de formar promotores de lectura, responsables independientes y autogestores. Por otro lado, se destina un porcentaje del presupuesto para la adquisición de nuevos títulos que incrementan el acervo de cada club en forma anual.

El Encuentro de Libro Clubes tuvo también como objetivo, sentar las bases para el desarrollo de la Red de Fomento de la Lectura CDMX, un proyecto ambicioso y de alto impacto en el que trabaja actualmente la Secretaría de Cultura.

“Este proyecto pretende crear una red en la que los miembros sean todos los promotores de lectura que estén trabajando para compartir y contagiar el gusto por la lectura con sus comunidades. Se reunirán preparatorias públicas y privadas, universidades, bibliotecas, colectivos, responsables de Libro Clubes, organizaciones de la sociedad civil, asociaciones civiles y ciudadanos en general, que estén interesados en participar. Se generarán estrategias con el objetivo de visibilizar todas estas acciones que se realizan cada día para promover la lectura en la Ciudad. Esto se logrará a través de un mapa de referencias, que estará disponible en el sitio web de la Secretaría de Cultura, donde se podrá ubicar la dirección exacta de los puntos en donde se estén efectuando actividades en pro del fomento a la lectura en la Ciudad”, relata Sosa.

Por su parte, el programa sigue creciendo. En lo que va de 2015, ya se han recibido más de veinte solicitudes para la apertura de nuevas sedes. Desde luego, la meta es seguir difundiendo este programa, cautivar a cada uno de los ciudadanos y contagiarles el gusto por la lectura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: