Benjamín Lacombe

2014-06-13 15.52.07Por Laura Demidovich y Valeria Sorín

En su paso por Buenos Aires entrevistamos a Benjamín Lacombe, quien se propone más o menos conscientemente dar acceso a las grandes obras que lo han marcado como lector y creador.

 

(publicada originalmente en  Cultura LIJ #27 edición papel julio/agosto 2014)

Ayer repasábamos su obra y veíamos a Victor Hugo y La dama de París, que es el corazón literario de Francia. Y luego Swinging Christmas, donde el tema de fondo es el jazz, el emblema de la música culta propia de la sociedad norteamericana.

Bien, cuando decidí ilustrar La dama de París resultó muy difícil, porque se trataba de un documento muy emblemático. En realidad esto se originó a partir de un trabajo que me habían encargado, uno de los pocos pedidos que he aceptado. Un editor norteamericano me había pedido doce imágenes para la versión corta de este libro. Luego de hacerlas y entregarlas, me quedé con ganas de hacerlo completo, de ilustrar la obra realmente, de la misma forma en que había hecho con Edgar Allan Poe. Convertir La dama de París en un libro objeto.

El caso de Swinging Christmas se trata de un proyecto diferente que hice con la cantante Olivia Ruiz, con quien ya había trabajado Melodía en la ciudad.

Pero lo que nos inspiraba era la posibilidad de compartir nuestra pasión por los libros. La necesidad de transmitir la importancia que tiene para nosotros la lectura. Dependiendo del medio social del que uno viene, la lectura puede ser algo complicado para los chicos y queríamos desacralizar esa imagen. Porque la lectura es un medio para evadirse y todos deben poder hacerlo.

 

Ahora bien, hay un tercer libro que aún no ha aparecido aquí. Se trata de Madame Butterfly, que se basa en la ópera creada por Puccini. En este último caso, el escenario de la historia es Japón.

La verdad es que Madame Butterfly es una ópera muy europea, una ópera que toca Japón, Italia, pero también Francia, ya que hay que saber que lo que le dio origen fue un relato de Pierre Loti, quien escribió una historia muy similar a partir de una experiencia personal que vivió en su viaje al Japón. Esta obra toca todas las culturas.

Respecto de la ópera, se tiene la idea, incluso muchos adultos, de que es un espectáculo para gente culta. Y de difícil acceso. Yo quería demostrar que no es así. Cuando yo era chico, mi mamá me llevaba a la ópera y me transmitió su pasión por ella. Quería demostrar que se trata de un arte basado en emociones, relacionadas con canto, con escenografía. Se trata de un espectáculo vivo al que podemos acceder sin ningún tipo de prejuicio.

 

El proyecto por debajo del proyecto

Por lo general, se suele dar por descontado que los clásicos son textos que todos han leído ya. En contradicción con esta expectativa, es común que una breve investigación revele el desconocimiento en muchos casos cabal de obras clásicas.

 

De lo antedicho queda en evidencia que usted tiene un proyecto cultural para la infancia.

(Ríe, porque ha sido descubierto) Sí y no.

Con Madame Butterfly fue la primera vez que entendí una ópera, porque cuando mi mamá me llevaba me costaba entender. Cuando vi Madame Butterfly realmente entendí las emociones y lloré. Nace de aquella experiencia la idea de poder vulgarizar ciertas obras, poder pensar en una ópera para todos.

Yo no quería ilustrar el texto de la ópera. La ópera está hecha para ser vista, la historia tenía que poder llegar de otra forma. Entonces pensé en poder hacer un libro objeto que se pudiera desplegar sobre diez metros. De esta forma, el texto y la imagen aparecen separados. El texto sigue el regreso del teniente B. F. Pinkerton; en cambio, las imágenes siguen el punto de vista de Madame Butterfly. En ningún momento mezclé texto e imagen, lo que era muy difícil. Las páginas o tienen texto o tienen imágenes para poder oponer los dos puntos de vista. Se trata de un gran pliego en forma de acordeón, donde los materiales con los que trabajé son los que los artistas llevamos más fácilmente cuando salimos de viaje: lápices y acuarelas.

 

Nos es difícil alejarnos de la idea de un criterio preciso de construcción cultural hacia la infancia. Por ejemplo, en sus creaciones se apela a un lector muy sensible. Ya sea por el hecho de las tramas inquietantes, despabiladoras, como por el complejo armado estético. Está sosteniendo a un lector sin miedo.

Es verdad que, al principio, en Francia recibía críticas que decían que mi trabajo no era plenamente una literatura infantil, porque tenemos ese prejuicio en Francia de que la literatura infantil tiene que ser muy alegre y sencilla, con sentimientos básicos hacia los niños. Que un libro juvenil tiene que ser divertido. Y cuando empecé a trabajar era un poco oscuro, un poco triste y no era para niños. Hoy esas personas siguen pensando lo mismo, pero lo cierto es que encontré un público de niños y un público adulto. Lo que a los niños le gusta es que no los tratemos como niños, ni como idiotas. Yo, como parte de mi trabajo, voy mucho a escuelas. Y los libros que los niños eligen leer en esas actividades no son los más sencillos, sino que prefieren los que se presentan complejos. Muchos padres me dicen que compran mis libros, pero no se animan a dárselos a sus hijos. Hay que pensar que los niños tienen la mente abierta y una capacidad de absorber más sentimiento de lo que pensamos, más sutiles.

Les doy un ejemplo, Los amantes mariposa. Cuando los adultos comentan la historia dicen que es triste y trágica. Los niños rescatan que son libres y se aman.

 

 Objetos de arte

Cada proyecto de Lacombe es un objeto en sí mismo. Este joven autor disfruta de algo más que ilustrar o escribir, Lacombe tiene siempre en mente el formato final de su creación: ya que el resultado final completo atiende íntegramente el espíritu y las necesidades narrativas de la obra.

Por eso, al final de la entrevista lo consultamos acerca de las posibilidades que veía para su obra en formato digital.

 

En todo este trabajo de construcción de la técnica según el perfil psicológico de los personajes, de acuerdo con las emociones que busca transmitir, en función de la narrativa, ¿cree que hay algún tipo de historia o de personaje que va a llegar a lo digital?

Yo creo que sí. Es muy divertido que me hagas esa pregunta. Yo he hecho hasta ahora un solo libro digital El herbario de las hadas, pero porque la historia se prestaba perfectamente a ese trabajo. Es la historia de un científico que estudia el mundo microscópico que hay debajo de sus pies. Y se trata del pasaje de un científico que diseca hombres y animales, a un hombre que comienza a ver la vida.

Para mí el pasaje a lo digital tiene que estar completamente justificado. El lector tiene que poder acceder a un nuevo mundo. En lo digital hay cosas que ganamos y hay cosas que perdemos. Pero siempre tiene que estar completamente justificado por la historia que queremos contar. Pasar a digital un libro solo por pasarlo a digital, para mí, es inconcebible.

Ese libro, El herbario de de las hadas ganó muchos premios. Muchos me preguntan “¿Y ahora qué es lo que vas a hacer?”. Hasta ahora no me había topado con otra historia que justifique lo digital, pero ahora estoy presentando un proyecto del que no puedo decir mucho…, e hicimos esa selección del digital, y lo que haremos es contar una historia desde la realidad aumentada, desde las redes sociales, donde todo estará integrado.


Y en ese momento, con el entusiasmo propio de un niño, sacó su tablet y nos mostró la obra que, junto con programadores, está preparando exclusivamente en formato digital. Por supuesto, para mostrar los bocetos y avances fue necesario apagar cámaras y micrófonos. Solo les podemos decir que valdrá mucho la pena y que nos regalará un Lacombe desenfadado, suelto, divertido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: