La LIJ argentina en la Biblioteca Nacional de Francia

Por Daniela Allerbon

En marzo, especialistas y autores argentinos compartieron con sus colegas  franceses una Jornada de Libros en Versión original.

(publicada originalmente en  Cultura LIJ #27 edición papel julio/agosto 2014)

El 2014, año en el que Cortázar cumpliría 100 años, ha sido una maravillosa excusa para que la literatura argentina esté presente en París. Estuvo en sus librerías con mesas destacadas, como “País Invitado de Honor” en el Salón del Libro de París, y en la Jornada de Libros en versión original: la Argentina de la Biblioteca Nacional de Francia.

El Centro Nacional de Literatura para la infancia y la juventud de la Biblioteca Nacional de Francia junto con el Ministerio de Cultura de Argentina realizaron una jornada dedicada a difundir a los autores, la edición de LIJ, las políticas públicas y las acciones de la sociedad civil para la promoción de la lectura del país.

El imponente edificio de la biblioteca en el Quai François-Mauriac fue el lugar de la cita: cuatro edificios en forma de libros con un bosque interior y un puente que cruza el río Sena.

 

La lectura en la mesa

Con auriculares listos para la traducción en simultáneo y un auditorio de bibliotecarios y especialistas en promoción de la lectura, comenzó el intercambio. Por la mañana, Viviana Quiñones realizó una introducción a la literatura infantil y juvenil en Argentina. Liliana Bodoc y Perla Suez hablaron de su obra, en el primer caso, inspirada en una mitología latinoamericana y, en el segundo, en la memoria y la cultura judía. A continuación, Inés Garland, en diálogo con Sophie Hofnug, traductora de su última novela Piedra Papel o tijera, ambientada en los años de la última dictadura militar, donde una niña de clase alta sospecha que sucede algo que los adultos no le cuentan, contó que el libro también le sirvió para abordar esa deuda de negación que tiene su clase con la dictadura. Shua reflexionó sobre la autocensura de algunas editoriales cuando editan pensando en lo políticamente correcto para las escuelas y sobre cómo eso da forma al mercado editorial e influye en lo que se escribe. Clara Huffman, editora de Pípala, la colección de literatura infantil y juvenil de la editorial Adriana Hidalgo, continuó la discusión en torno a la importancia de sumar voces de autores de otros países, de descubrirlos en ferias y por recomendaciones de colegas, parte de la búsqueda de su proyecto.

Mempo Giardinelli contó el valioso trabajo de su fundación y destacó el proyecto que viene haciendo punta desde hace algunos años: “Las abuelas cuenta cuentos”. María Pía López, directora del Museo del Libro y de la Lengua, comentó que a través de muestras y juegos el museo invita a pensar la literatura argentina de una manera original, sin atarse a cronologías, haciendo uso y abuso de ejes temáticos, de relaciones inesperadas. Ángela Signes, presidenta de la CONABIP, compartió la historia de la institución cultural, la más antigua del país, y presentó sus acciones de apoyo a las bibliotecas populares. Como coordinadora del Programa Libros y Casas del Ministerio de Cultura de la Nación, me tocó hablar de las acciones del programa que entrega una biblioteca a cada familia que recibe una vivienda social y capacita a mediadores de lectura. Luego,

Una mención aparte merece el extenso dossier dedicado a la Argentina de la Revue des libres pour enfants de la Biblioteca, una revista en formato libro que reseña las novedades editoriales de literatura infantil y juvenil. En este dossier encontramos notas sobre la historia de la LIJ en la Argentina y sobre los diez libros que marcaron su época. Tres “focus” sobre las obras de María Elena Walsh, Quino e Isol. Reseñas sobre las acciones de las biblioteca popular Cachilo de Rosario, del programa “Abuelas cuenta cuentos” y de La Nube, una nota sobre la producción y difusión de los libros de LIJ, un panorama de las bibliotecas infanto-juveniles y una breve historia de la ilustración de libros en la Argentina. Todo eso por colaboradores que van desde Istvansch hasta Carlos Silveyra, pasando por Jean-Pierre Mercier, Ana Rossaroli y Grisel Pires Dos Barros.

Fue una intensa jornada donde franceses y argentinos nos cruzamos a través de la literatura, con la primavera boreal propiciando el encuentro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: