Otros libros de miedo

 lo que hayPor Valeria  Sorín

Clásicos y modernos, los libros que asustan al lector vuelven a decir presente.

 

(publicado originalmente en Cultura LIJ 26)

 

En otros números de la revista desfilamos por títulos y autores que ponen los pelos de punta. Esta vez volvemos a retomar el tema de los sustos y de las criaturas de ficción que provocan e inquietan. Les proponemos que nos acompañen en este camino de latidos, de criaturas absurdas y de seres de la noche.

Primer susto: El corazón delator, de Edgar Allan Poe, en cualquiera de sus múltiples ediciones. Cómo olvidar al protagonista de esta obra, que, obsesionado por el ojo azul del viejo, decide matarlo y librarse de él. Pero el corazón delator del muerto sigue latiendo en su mente alterada y es así como confiesa el hecho. Les sugerimos deleitarse nuevamente (o por vez primera) con la edición de los Cuentos macabros de Edelvives, ilustrados por Benjamín Lacombe. Otra perlita del libro: las traducciones son obra de Julio Cortázar, detalle no menor en este año cortazariano.

El protagonista de “La grúa de los peluches”, cuento de José Montero que forma parte de Misterios urbanos, editados por Quipú, también tiene una obsesión, aunque menos tremenda. El único recuerdo que le dejó su exnovia es una adicción por las máquinas de sacar peluches. De la mano de Raúl, empleado de la empresa que recarga los muñecos, descifra la técnica para sacar los juguetes al menor costo posible. A fuerza de monedas y destrezas se convierte en un especialista. Tras un viaje onírico a Estados Unidos, una visión aterradora le hace dejar los peluches adictivos. Es una historia con buen ritmo, con un final imprevisible que puede dar origen a otro recorrido lector que hoy convoca a los chicos y las chicas: los mitos urbanos.

En Lo que hay antes de que haya algo, obra de Liniers editada por Pequeño editor, también se habla de sustos y de sueños que no quieren venir. Como cada noche, cuando se apaga la luz, en la habitación del protagonista, el techo desaparece y bajan los seres. De a uno llegan. El nene se asusta, corre al cuarto de los padres que después de un rato lo invitan a la cama. Pero, otra vez, cuando en el cuarto de los padres se apaga la luz, el techo desaparece y bajan los seres. De a uno llegan… Libro bello con una historia circular que conjuga la oscuridad de la noche con la presencia silenciosa de los miedos nocturnos. No dejen de ver la dedicatoria amorosa del autor a sus papás: “Dedicado a mis padres, que me apagaban la luz y encendían la imaginación…”. El libro ganó los premios Alija y CAP 2007.

También para lectores más chicos (o no), Graciela Sverdlick y Claudia Degliuomini crearon Monstruos de colección, editado por SM. “Carabonita” narra una hermosa historia con personajes que rompen el estereotipo de los cuentos tradicionales. Irenea es una princesa fea, que heredó lo peor de cada familiar. Ruperto es un monstruo lindo, que con el tiempo se sigue embelleciendo para preocupación de toda su familia. La adolescencia los encuentra y Carafea (ella) y Carabonita (él) se enamoran y son felices, retomando la trama oficial de casi todos los cuentos. Convoca a pensar los estereotipos y los cánones impuestos.

Volviendo a los seres extraños, citamos ahora a “Anselmo”. Esta criatura es uno de los personajes del Libro de los prodigios, de Ema Wolf. Anselmo nació en un laboratorio, por las maniobras genéticas extrañas de un par de científicos. Cruza de topo y alcaucil, es mimado y cuidado por su mentor. Para seguir fortaleciendo el vínculo familiar, el prodigio aprende a vivir en una maceta. Otras criaturas escalofriantes nos comparte Ema en esta obra: el gato de arena, el carretel de hilo mutante, el gnomo Kund…

En esta estación volvemos al miedo más puro, después de la frescura de Irinea y Ruperto, y del absurdo de Anselmo. “La hechicera” que forma parte de los Cuentos espantosos, de Ricardo Mariño, también se las trae. La trama se entreteje en un bosque. Julio vive allí con sus hijos, Dana y Hernán. Después de varios intentos, la mala logra engañarlos y solamente la valentía de Hernán los salva de una muerte anunciada.

Quizás Hansel y Gretel revisitan la memoria del lector al leer esta historia de Mariño. O algunas otras historias de brujas, aparecidos, bestias o ánimas recobran vida en la memoria emotiva. Como en un tren fantasma, cada villano conocido nos irá asustando de nuevo en este recorrido. Brindemos a la salud de todos ellos, por las espeluznantes experiencias que nos brindaron. Y también por los malos de ficción por venir, que todavía duermen en la cabeza y en el corazón de los autores.

 

Corpus

Liniers. Lo que hay antes de que haya algo (uno de terror). Buenos Aires, Pequeño Editor, 2007.

Mariño, Ricardo. Cuentos espantosos. Buenos Aires, Sudamericana, 1998.

Montero, José. Misterios Urbanos. Buenos Aires, Quipú, 2009.

Poe, Edgar Allan y Lacombe, Benjamín. Cuentos macabros. Buenos Aires, Edelvives, 2011.

Sverdlick, Graciela y Degliuomini, Claudia. Monstruos de colección. Buenos Aires, SM, 2012.

Wolf, Ema. Libro de los prodigios. Buenos Aires, Norma, 2003.

  One thought on “Otros libros de miedo

  1. junio 24, 2014 en 4:03 pm

    Para leerlos a todos… ¡qué buenísimos autores han seleccionado!. Gracias!!!

  2. junio 25, 2014 en 6:21 am

    Reblogueó esto en Monicadiazm's Blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: