Sueños

 

uncuento cabezahueca DESCARGA ACA CulturaLIJ-Digital-8.

 Tuvimos el honor de ver algunos de los trabajos que las escuelas presentaron al concurso Un cuento para armar que organiza el portal Educ.ar. Cada uno de esos bellísimos ejemplares llevaba sueños, cantidad de manitos habían trabajado, pensado, jugado con imágenes, cargado las palabras de los cuentos en sus mentes y en sus bocas, saboreado cada paso. Las técnicas usadas en cada caso fueron diferentes. Algunos tenían brillitos, otros yerba, algunos usaron la técnica del pop up, otros jugaron a que las imágenes saltaran de la página, algunos incluso trabajaron con cartones pegados unos sobre otros para crear profundidad. Acuarelas, crayones, tinta, lápices. Pintura dentro y fuera de la línea. Digitalizados, fotografiados, convertidos en obras digitales.

Cada trabajo lleva consigo aun sin quererlo las condiciones de producción objetivas que tiene la educación en nuestro país y el tipo de aulas en las que se desarrolla. Y esto nada tiene que ver con la riqueza o no de sus poblaciones.

Una escuela de Rosario, de barrios vulnerables, presentó un trabajo que lleva la estética y el tipo de proceso creativo que proponen los paseos del Tríptico de la Infancia. Los tres predios del Tríptico son espacios creativos interactivos donde los chicos son interpelados por propuestas inteligentes y serias, sin estereotipos. En esos predios maravillosos los chicos pueden usar herramientas para crear-jugar. En definitiva porque no hay una cara sin la otra. Y también en ese predio se capacita a los docentes para que tengan herramientas para aplicar este tipo de proceso en sus aulas, para que la escuela incluso juegue y cree.

De Chubut llega un hermoso libro realizado desde la Biblioteca. Esta vez no es un equipo de maestros de aula, ni la profesora de plástica la que lo propone sino la bibliotecaria. Cabe recordar que es Chubut la provincia que cuenta con mayor soporte institucional para las bibliotecas escolares en la Argentina, con una ley que considera necesario que haya una biblioteca en todas las escuelas y que asume que una biblioteca solo existe realmente si en ella hay un bibliotecario, preparado como tal, claro.

¿Es casual entonces que el libro que llega desde la ciudad de Puerto Madryn esté presentado por la Biblioteca? Advierto, esa fue una pregunta retórica. No tengo ninguna duda que en estos casos como en tantos otros hay huellas de las posibilidades que abre o cierra la política.

Nos cuentan de otra escuela que había sumado en su trabajo a los padres de los niños, padres aun analfabetos. Pero ahí estaba el valor del libro, de lo que significaba el acceso que sus hijos estaban teniendo a la cultura escrita y el empoderamiento que es participar con saberes otros que también pueden ser parte de la escuela cuando esta se concibe integral: los libros se encuadernan con manos que cosen, que tejen, que pegan, se narra desde la imagen, desde la elección de la contratapa.

Pakapaka, la señal del Ministerio de Educación para chicos y chicas, está ofreciendo un taller de sueños en las escuelas. Allí van cargados de energía sus talleristas, muy talentosos ilustradores y un equipo que invita a pensar y recoge las reflexiones de los chicos en material audiovisual. Recorrer el mundo en bici, ser pintor, atrapar zombis, ser doctora, jugar al tenis en la luna y tener una pileta del tamaño de la escuela, son algunos de los sueños registrados en la campaña. Se puede ver más en www.hacevolar.pakapaka.gob.ar

Ivan Kerner sabe mucho de esto de soñar. Hace un tiempo se preguntó si podía dar la vuelta al mundo dando talleres de arte para chicos completamente gratuitos. Le dijeron que no. Y él dijo que sí. Entonces el sueño se corrió y voló y artistas de todos los países le ofrecieron sus casas para recibirlo. Y luego personas anónimas pusieron dinero para que pudiera concretarlo. Y en pocos días sale, despega. Lleva la buena nueva, una que sostiene que cuando el arte mete la cola, cuando los sueños logran expresarse, la mirada ya no está pegada al suelo, alcanza a vislumbrar el horizonte.

Cerramos el año con una consigna: sigan soñando, creando, jugando. Vaya nuestro deseo para que el 2014 nos encuentre a cada uno de todos nosotros persiguiendo sueños, corriendo la línea de lo que es posible ver, pensar, imaginar. Que estemos orgullosos no solo de lo que construimos, sino de lo que somos capaces de soñar que puede ser.

Laura Demidovich y Valeria Sorín
Directoras Cultura LIJ

DESCARGA ACA CulturaLIJ-Digital-8.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: